Los Veteranos se mojan por el Sáhara

Los Veteranos de Movistar Estudiantes volvieron a vestirse de corto para apoyar la labor de las organizaciones Rivas Sahel y Avanza y disputaron un derbi por el Sáhara contra las Leyendas del Real Madrid. El resultado que logró un equipo con jugadores como De Miguel, los hermanos Martínez, Robles, Amón, García… fue 80-75 para los merengues, aunque el resultado principal fue ver las gradas del Cerro del Telégrafo repletas de solidaridad.

Los Veteranos se mojan por el Sáhara

Iñaki De Miguel, los hermanos Pablo y Gonzalo Martínez, Pedro Robles, Abel Amón, Paco García, Luis Muñoz… entre otros Veteranos de Movistar Estudiantes volvieron vestirse de corto y lucir la camiseta azul del que fue y sigue siendo su club para disputar un derbi solidario contra las leyendas del Real Madrid.

Fue apoyar la labor de las organizaciones Rivas Sahel y Avanza, en el cierre de la Semana por un pueblo en el olvido. Rivas con el Sáhara”.

Tuvo actividades culturales y charlas políticas para sensibilizar a la opinión publica sobre la situación y lucha del pueblo saharaui; y recogida de alimentos no perecederos para la “Caravana por la Paz”  y apoyar la canasta básica de la población en los campamentos de refugiados.

También pudimos ver vestidos de corto a otros ex que no se asentaron en el primer equipo pero que pasaron por la cantera y se sumaron sin pensárselo a apoyar esta causa: Kiko Guirao, César Rioja, Iván Martín, Juanjo Ayuso, Marcos Salas y Javier Blázquez. 

Y no se vistieron de corto pero apoyaron otros veteranos como el presidente de la Asociación de Veteranos, Javier Molina y dos de los mejores bases que han salido del Ramiro: Nacho Azofra y Vicente Ramos (que era uno de los coorganizadores del evento).

También Pablo Llanes, que aunque fue canterano del Estu también fue fisio del Real durante tres lustros y acabó jugando con ellos porque eran menos. Pura deportividad, puro derbi.

Se rozó la remontada

El resultado fue 80-75 para los merengues, que contaban con jugadores como Arlauckas, Mikhailov, Lucio Angulo o Bucero (y unos minutos también con De Miguel, ya que jugó en ambos clubes).

El Real Madrid abrió brecha con 26-16 en el primer cuarto, llegando 45-28 al descanso. 

La muñeca de Pedro Robles, al que alguno de sus compañeros definió como que «está para jugar» (como bien demostró en el WiZink Center retando a un aficionado y a la cantera en el Reto Triplista Movistar), junto a la intensidad de De Miguel y Salas, sirvieron para que los colegiales lucharan por la remontada: 62-54 al tercer cuarto.

Pero las fuerzas no aguantaron para culminar y los madridistas supieron gestionar su ventaja, para el 80-75 final.  Aunque el resultado principal fue ver las gradas del Cerro del Telégrafo repletas de solidaridad.