Aquest any… no (90-76)

Con un primer cuarto primoroso (0-11 de salida, 10-22 al acabar), Movistar Estudiantes parecía dispuesto a volver a asaltar el Palau Blaugrana como el año pasado y ser el primer equipo en ganar al Barça Lassa como local en Liga Endesa este año. Pero los culés subieron dos o tres velocidades la defensa, sacaron del partido a Gentile que estaba siendo un seguro de vida (eliminado por doble técnica) e hicieron inútil el buen día de Clavell (18 puntos) con un Heurtel que movió el partido a su placer (12 asistencias).

Aquest any… no (90-76)

Salían los de siempre (Cook, Brizuela, Gentile, Caner-Medley y Whittington) de inicio en el Palau Blaugrana. Gentile, con 6 puntos seguidos, y un triple de Whittington ponían el 0-9 de salida, para disgusto de Pesic ¡árbitro, la hora!

La defensa colegial mordía y Nik Caner-Medley dominaba el rebote con mano dura. Mediado el cuarto una nueva canasta de Gentile ponía el 0-11. El banquillo también carburaba: triple de Clavell (2-14) y cuatro puntos seguidos de Lampropoulos (4-18).

Cook repartía asistencias como el que reparte panfletos a la salida del metro: pim, pam, pim, pam… Pau Ribas dijo que ya valía, pero Movistar Estudiantes se estaba gustando en defensa y en ataque: 10-22.

30 minutazos en el Palau son muy largos, pero para aguantar este ritmo frenético, Berrocal movía el banquillo. Un triple de Hakanson puso la máxima (10-25, +15) para Movistar Estudiantes, y aunque una antideportiva de Suton permitió a los culés recortar, el ritmo seguía siendo azul cielo (18-27, 7 minutos).

Se entonó la defensa del Barça Lassa y un triple de Claver, que no Clavell, podía ser clave: el primero de los culés: 21-27. Pese al inmediato tiempo muerto, el campeón de Copa ya había llegado: 25-27 a 4:11 para el descanso.

Aunque Whittington rompió el parcial de los de casa, Singleton dio la primera ventaja al FC Barcelona (30-29). El partido entró en un intercambio de canastas bonito y emocionante: Gentile, Brizuela, Cook… respondían a los golpes culés (34-37).  Al descanso, marcador guerracivilista: 36-39.

“El primer cuarto fue irreal, pero hay que defender duro para poder correr, ganarles al 5×5 sería imposible” decía en #Vamos de Movistar+ al descanso Berrocal.

Pero una cosa es decirlo y otra ser capaces de hacerlo ante un equipo del calibre del Barça Lassa: Tomic y un 3+1 de Kuric pusieron un 8-0 de salida que paró un mordisco de la Mamba Vasca: 44-42. Pero el ritmo ahora era blaugrana y mediado el cuarto el marcador era 50-42.

Singleton ponía la máxima ventaja local (53-42) y solo Omar Cook por fuera mantenía a flote a Movistar Estudiantes: 59-48, 2:52. Aunque el Barça Lassa había dado la vuelta al marcador con un claro 34-20, Movistar Estudiantes seguía vivo gracias a detalles de calidad de Brizuela y Suton: 70-59.

Empezaba el último cuarto con Hakanson, Clavell, Vicedo, Suton y Lampropoulos, aunque poco tardaría en entrar Gentile, quien se colgó del aro tras una buena defensa: 73-61, 7:30.

A falta de 6:53 una doble técnica a Alessandro Gentile por protestar tras recibir otra falta no pitada acababa con el italiano en el vestuario. Tocaba buscar otras vías de anotación, y aparecían vía habitual (Brizuela) y vía inédita: Lampropoulos. Pero la cosa se iba complicando: 79-65 a falta de 5:35.

El Barça Lassa ya había puesto la maquinaria a funcionar. Monótona, continua, imparable, como los cánticos que cual mantra repetitivo inundan el Palau Blaugrana. Hacían falta chispazos de genialidad: como el tiro libre, rebote y triple de Clavell. Como la bomba de Brizuela. 81-71 quedando 4:18.

Pero perdonó tres triples seguidos y contra la sección de baloncesto de la multinacional de Arístides Maillol no se puede perdonar nunca: 85-71 a falta de tres minutos y tiempo muerto.

Aunque Clavell se entonó, con tres triples seguidos, ya era tarde. En el último minuto pudimos ver al joven Andrei Grytsak, que robó un buen balón, aunque el partido acabó 90-76.

Con este resultado,  el balance es de 9 victorias y 14 derrotas, para quedarse en solitario en el puesto 13. Inmediatamente encima, dos rivales contra los que hay que jugar aún como San Pablo Burgos y Monbus Obradoiro llevan 10 victorias; y justo debajo encontramos a Herbalife Gran Canaria y Montakit Fuenla con 8.

Dos por debajo, el próximo rival, un UCAM Murcia que visitará el WiZink Center en racha y que ha abandonado los puestos de descenso. Este duelo será el domingo 24 de marzo a las 12:30h. Entradas ya a la venta.

ESTADÍSTICAS COMPLETAS