Cascasse il mondo (80-79)

“Casscasse il mondo” es una frase italiana que significa que no importa lo que pase. Y así afrontó el partido Movistar Estudiantes, que pese a tener el partido muy cuesta arriba tras una mala salida tras el descanso, no le importó y siguió peleando. Se encomendó a Gentile (22 puntos, incluida la canasta ganadora) para romper la mala racha y llevarse una sufrida victoria ante San Pablo Burgos.

Cascasse il mondo (80-79)

Cook, Brizuela, Gentile, Caner-Medley y Víctor Arteaga empezaron un partido con mucho respeto y poca puntería por parte de ambos equipos, hasta que llegó Cook a romperlo a base de triples (9-4).

San Pablo Burgos, espoleado por su numerosa afición desplazada, supo romper la maraña defensiva que había tejido Movistar Estudiantes: parcial 0-7 y tiempo muerto (9-11). Caner-Medley y Brizuela, motivadísimos, respondieron: 13-16 al final del igualado primer cuarto.

Clavell abrió el segundo, y Omar Cook se puso en modo jugón para devolver la ventaja al Movistar Estu. Parcial 12-2: 25-18.

No tardarían los burgaleses en volver a meterse en el encuentro (28-25), merced a la calidad de Thompson o Huskic, pero Movistar Estudiantes siempre respondía: Arteaga hundiéndola, delicatessen de Brizuela o Gentile… Así, se llegó al descanso con una corta ventaja estudiantil: 35-31.

No empezó bien tras el paso por vestuarios: San Pablo Burgos atacaba con fluidez y logró un 2-14 de salida: 37-45.  Hasta 11 abajo llegó a estar Movistar Estudiantes.

Gentile y Suton, que regresaba tras lesión, asumieron responsabilidades para volver a meter a Movistar Estudiantes en el encuentro: 46-52. El internacional italiano se calentó con 6 puntos seguidos, y un triplazo imposible de Hakanson devolvieron la ventaja al Estu: 55-54.

Suton abrió el cuarto decisivo con uno de sus triples marca de la casa, y aunque el San Pablo Burgos seguía pegado en todo momento, ahí estaba Ale Gentile (60-58).

Muchos nervios y revoluciones: Movistar Estudiantes entró en bonus faltando más de 7 minutos. Miraflores se adelantó desde los tiros libres (60-62). Pero un minuto después, también entrarían en bonus los castellanos, circunstancia que aprovecharon Nik y Clavelito para empatar: 64-64.

La cosa estaba siendo tiros libres y Gentile hasta que Darío Brizuela puso el 69-68 con una bombita marca de la casa. Suton anotaba a la media vuelta (73-72), pero Huskic abrió la lata de los triples para Burgos (73-75). Tiempo muerto a 2:48 para el final.

Suton y, de nuevo, Darío Brizuela con un triplazo estratosférico, volvían a poner al Estu por delante: 78-75 a 2 minutos para acabar. Tiempo muerto de Epi.

Los nervios estaban a flor de piel. Movistar Estudiantes perdonó, tras fallar Brizuela un triple apurando la posesión y eso lo aprovechó San Pablo Burgos para, a falta de 22 segundos, volver a adelantarse desde el tiro libre: 78-79.

Gentile volvió a aparecer para anotar a la media vuelta a falta de 10 segundos. Y el italiano punteó bien el triple de Frazier en la última posesión burgalesa, para que Movistar Estudiantes se reencontrase con la victoria un mes después.

Con balance de 3-7, y un partido menos, Movistar Estudiantes visita la próxima jornada al Monbus Obradoiro, cuyo balance es 4-7.