Historias estudiantiles en Vitoria

Vitoria-Gasteiz es una ciudad donde Movistar Estudiantes ha escrito algunas de las páginas más gloriosas de su historia, entre las que brilla con luz propia la Copa que ganó en 2000. Pero hay más que tienen amor, terrorismo, récords, debuts, campos míticos, invasiones…

Historias estudiantiles en Vitoria

1966, la primera vez en Vitoria

No fue contra el Baskonia, sino contra el extinto Kas, equipo de la fábrica de refrescos que tenía también un potente equipo ciclista y que fue una de las potencias del baloncesto de los años 60.

Se acabaría trasladando, cual franquicia NBA, a Bilbao. «Odio eterno al deporte moderno» y eso… pero volvamos al Estu.

Ese primer partido fue en la jornada 1 de la 1966-67 y acabó con 79-60 para los locales pese a los 16 puntos de José Luis Sagi-Vela y los 14 de Vicente Ramos. Esa temporada también se jugó al fase final de la Copa en la capital alavesa, en la que Estudiantes quedaría cuarto.

1972. La primera vez contra Vasconia

Sí, con V y con C, en la dictadura se llamaban así. “Palo” Olaizola condujo al Estudiantes a la victoria en Vitoria (si no hago el juego de palabras EXPLOTO) en el primer partido de la historia contra el recién ascendido Vasconia (71-84), un jovencito club que soñaba con que en un futuro ganaría títulos nacionales e internacionales y tendría una plaza A en Euroliga.

1979. La marcha por amor de Peio Cambronero

El bueno de Peio Cambronero, un ala-pívot saltarín que no pudo ser más aún por culpa de un accidente de tráfico y que llevaba un inconfundible look de cartel de «Libertad, amnistía y Estatut d´Autonomía», fichó en 1979-80 por el Vasconia.

Irse al Baskonia en lugar de a Movistar Estudiantes actualmente puede ser entendible pero entonces ¿cómo podía perder el Estu un talento como el suyo ante un club aún emergente? con un argumento al que nadie podría decir que no: “Mi corazón está en Estudiantes, pero mi novia está en Irún”.

Todavía sigue siendo recordado por los aficionados baskonistas más veteranos, y hace unos años usó su foto para anunciar un partido contra el Real Madrid CF.

1984. Los 50 puntos de David Russell

El pabellón de Mendizorroza fue el escenario, el 20 de octubre de 1984, de una marca de anotación que perdura todavía como récord en el club Movistar Estudiantes: los 50 puntos de David Russell en la derrota contra el Caja de Álava de Xavi Añúa. El recientemente fallecido Paco Garrido fue «testigo de excepción» de esta gesta.

Con 25 canastas de 30 lanzamientos(83’3) el legendario número 10 igualó la marca de José Luis Sagi-Vela. Ambos jugadores de leyenda comparten el récord de anotación individual en un partido. Este récord apenas ha «peligrado» dos veces en todo este tiempo: la pasada temporada 17-18 con los 48 que metió Landesberg en el Palau y la 2001-02 con los 46 de Garnett ante Cáceres.

1985. «Lo que ustedes saben» en mitad del partido

La noticia en el primer partido de los playoffs de 1985 entre Caja de Álava y Estudiantes Caja Postal no fue la victoria colegial por 73-90, sino el susto –que afortunadamente se quedó en eso- que dio la aparición de un invitado indeseado: ETA.

A falta de 3 minutos para el final del partido, atentó contra la unidad móvil de Televisión Española que cubría el partido, realizando varios disparos contra los policías nacionales que la custodiaban.

El partido tuvo que ser interrumpido ante las escenas de pánico en la grada, que un directivo baskonista trató de calmar diciendo por altavoces: “ha sucedido lo que ustedes saben y es tan frecuente en esta tierra”. Fijo que calmó todo mucho.

1985. ¿Pinoso baskonista?

El “Oso” Pinone había deslumbrado en su debut en la liga ACEB, por lo que su nombre pronto empezó a sonar entre los principales clubes europeos.

El Venecia le llegó a ofrecer 90.000 dólares, y uno de los equipos que más le habían sufrido, el Caja de Álava, le llegó a ofrecer 70.000. Estudiantes hizo un esfuerzo que con el tiempo vemos que valió la pena para poderle ofrecer 68.000, lo máximo que podía gastarse.

El pívot agradeció el esfuerzo y soprendió a todos, llamando al club dos días antes de su boda. «Pues nada, este se va» debieron pensar los directivos. Pero no, el Oso, genio y figura, lo que dijo fue “¿Qué día debo incorporarme?”.

1997. Rojo

El patrocinio de la empresa de trabajo temporal Adecco, y con él el color rojo en la camiseta durante los primeros años, se estrenó en un partido en el Araba Arena, que terminó 101-84 para los vitorianos. Partido que, por cierto, fue de las últimas visitas al pabellón del Portal de Zurbano antes de que se ampliase con la famosa cúpula bajo la cual escribiríamos dos de las páginas más gloriosas de nuestra historia.

 2000. Estudiantes campeón, chimpún

Inolvidable. Uno de los mejores equipos de la historia de Estudiantes, liderado por Alfonso Reyes, MVP, con Pepu Hernández en el banquillo y jugadores como Carlos Jiménez, Nacho Azofra, Chandler Thompson, Juan Aísa, Gonzalo Martínez, Pedro Robles o Shaun Vandiver se proclamó merecidamente campeón de Copa en el que todavía se llamaba Araba Arena en enero del 2000.

Superó en cuartos al anfitrión Baskonia –entonces Tau Cerámica-; en semifinales al Caja San Fernando de Sevilla y en la final al Pamesa Valencia de Tanoka Beard.

2002. Centenariazo

Otra Copa en Vitoria, dos años después del gran éxito y otra victoria vibrante… pero solo en cuartos de final.

En plena semana de los fastos del centenario del Real Madrid Club de Fútbol, el entonces Adecco Estudiantes se hizo un Depor (aunque más light), y eliminaba contra todo pronóstico al conjunto merengue en cuartos de final, con toda la afición vitoriana volcada con los colegiales.

Aunque luego vendría el Barcelona y se acabó la diversión, llego Roberto Dueñas y mandó a parar. No la baskonista, que acabarían campeones siendo los últimos en cargarse «la maldición del anfitrión».

2004. El quinto de semifinales

En 2004 llegó otro partido inolvidable, otro hito de nuestra historia: el quinto encuentro de semifinales ACB contra uno de los mejores “Taus” de la historia.

Scola, Nocioni, Calderón, Macijauskas, Vidal, Splitter, Prigioni… sufrieron los 23 puntos de Loncar (aquellos playoffs rebautizado como DIOS) y 21 de Felipe Reyes.

El triple a tablero de Iker Iturbe para frenar la remontada baskonista forma parte de la leyenda.  Victoria contra todo pronóstico por 84-97. ¡Primera final ACB de la historia del Estu!

2006. El debut de Daniel Clark

En el Fernando Buesa Arena se produjo el debut de Daniel Clark en liga ACB. Con 18 años, disfrutó de cinco minutos. Primer bola que tocó el británico… triplazo desde la esquina. Años después defendería la camiseta baskonista.

2010 Los últimos playoffs

La última vez que Movistar Estudiantes jugó playoffs fue en la temporada 2009-10 con Luis Casimiro en el banquillo. El entonces Asefa Estudiantes se enfrentó en cuartos de final al Caja Laboral.

Con el formato 1-1-1 los colegiales no pudieron hacer saltar la sorpresa: derrota en el primer partido en Vitoria con claridad, 92-76; y derrota agónica en el Madrid Arena: 83-85.

Baskonia luego ganaría, contra pronóstico, aquella Liga ACB, con la famosa canasta de San Emeterio contra el Barça, en el que es su último título.

2013. 2000 dementes de Copas

La última participación copera que se ganó Estudiantes tras una buena primera vuelta y con un final épico venciendo 88-66 al Barça Regal fue en febrero de 2013.

El nuevo Fernando Buesa Arena, posiblemente uno de los pabellones más impresionantes de la Liga Endesa, vibró con casi dos millares de aficionados estudiantiles que no dejaron de animar ni un momento a un Estu en estado de shock ante Valencia Basket por la baja de última hora de English.

2013. La última Vi(c)toria

Cuando menos te lo esperas… vas y ganas en Vitoria. Desde 2004 que no lo lograba, y 9 temporadas después, el Estu volvió a asaltar el Buesa Arena, pese a no tener ni a English ni a Gabriel y no quedar opciones de entrar en playoffs, en la jornada 33.

80-90 con unos excelsos Kuric (25 pts) y el actual jugador baskonista Granger (17 pts) y minutos de calidad para unos jovencísimos Vicedo y Guerra.

En femenino

También hay historias estudiantiles en femenino… aunque muy recientes. En 2010 se fundó el Araski AES y apenas tres años después estaba ya en Liga Femenina 2.

En 2013 fue el primer Araski – Tuenti Móvil Estudiantes, en el legendario pabellón de Mendizorroza, con victoria estudiantil por 53-58.

Al año siguiente, cambió la composición de los grupos de LF2, y Estu y Araski serían separados. Madrileñas al B, gasteiztarras al A.

En 2016 Araski subió a Liga Femenina 1 y… ahí tuvo que ser la siguiente visita de las «women in black» de Movistar Estudiantes a Vitoria-Gasteiz: 71-60 para las locales.

Santi Escribano (@santiescribano)