Me encanta que los planes salgan bien: 86-62

Movistar Estudiantes cuajó un partido muy completo, jugando en equipo e intenso en defensa, con Gian Clavell como solista para romper el partido saliendo desde el banquillo. El contundente 86-62 ante Delteco GBC cumple los tres objetivos que tenían los colegiales para este encuentro: salir de descenso, poner tres victorias de por medio con el colista y, con la derrota de Fuenla, jugar la Copa como anfitrión.

Me encanta que los planes salgan bien: 86-62

Sin sorpresas en el quinteto inicial: Cook, Brizuela, Gentile, Caner-Medley y Whittington. Aunque Delteco GBC golpeó primero (4-9), poco tardaron el de Paw Paw y el de Maddaloni en meter a Movistar Estudiantes en el partido (8-11). Al contraataque Whitington, asistido por Gentile, empató: 13-13.

Apretaba la defensa colegial, con paciencia. El propio Shayne de tres y una canasta de fantasía de Brizuela obligaban a Valdeolmillos a parar el partido: 18-13. No le sirvió para parar la máquina colegial, que se encontraba a gusto: “La Mamba Vasca”, Caner-Medley, Whittington… no dejaban de sumar: 23-13. Al final del primer cuarto,  25-17

Empezaban el segundo cuarto Cook, Hakanson, Clavell, Caner-Medley y Arteaga. La cosa estaba atascada hasta que apareció Clavelito: con dos triples indefendibles seguidos, el boricua puso +12 a Movistar Estudiantes: 32-20.

Movía sus piezas en el tablero Berrocal para garantizar que hubiera pulmones hasta el final, ya que el partido se estaba poniendo muy físico y con menos espacio para las fantasías animadas de ayer y hoy que en los primeros diez minutos: triple de Hakanson  y rebote y gancho de Arteaga para el 39-28.

El conquense asumió protagonismo bajo los aros para poner la máxima, +13: 44-31. Una antideportiva de Nik Caner-Medley en los últimos 40 segundos del cuarto, sirvió para que Delteco GBC sumara 7 puntos y apretase el partido al descanso: 44-38.

Tras el paso por vestuarios, con toda la grada mirando de reojo lo que pasaba en Canarias, Movistar Estudiantes volvió a salir con el cinco inicial. Sin excesiva chispa, los colegiales, al tran-tran, iban abriendo de nuevo brecha: 50-38 tras un 2+1 de Gentile.

Mandaba la defensa, aunque también había algo de falta de puntería: el parcial de este tercer cuarto fue de 16-12. Un triple de Clavell ponía la cosa en 60-50 para los últimos 10 minutos.

Con Cook, Brizuela, Clavell, Caner-Medley y Arteaga empezó Movistar Estudiantes el último cuarto. Había que mantener la calma ante un equipo que se jugaba la vida. Pero ¡cómo la clavaba Clavell para romper el encuentro! Dos triples consecutivos del boricua ponían el 69-54. Seguía en fuego Clavelito para el 71-54.

Con 13 puntos en este periodo, Clavell remató el encuentro: 80-54. Quedaban casi 3 minutos, y para completar la fiesta Berrocal dio ese tiempo a “los chavales”, dos chicos nacidos en el año donde el Estu ganó su última Copa, en el 2000: Sola y Grytsak. El mes que viene tendrán oportunidad de jugar una.

Al final, claro 86-62 que saca a Movistar Estudiantes de descenso, le pone tres partidos por encima del 18º, y supone que, tras la derrota de Montakit Fuenlabrada, el conjunto colegial es el mejor equipo madrileño fuera de los 7 primeros puestos al final de la primera vuelta. Traducido: ¡anfitriones, anfitriones, oeoeoeoe!

VER ESTADÍSTICAS