WiZink Fortress (87-72)

Movistar Estudiantes ha hecho últimamente del WiZink Center su fortaleza. Gentile y Brizuela, con 25 puntos cada uno, fueron los caballeros andantes más temidos por las tropas aragonesas; en un castillo castellano recio bien defendido: solo recibió 72 puntos una semana después de recibir más de 100. La novena victoria, quinta seguida en el Palacio, tranquiliza a los colegiales en la zona media.

WiZink Fortress (87-72)

Sin Arteaga, seis semanas fuera por lesión, entraba en la convoctoria Grytsak y haría falta un paso adelante de Suton y Lampropoulos . Pero el quinteto de inicio era el habitual, el formado por Cook, Brizuela, Gentile, Caner-Medley y Whittington.

Era un duelo entre dos de los equipos que más anotan de la Liga Endesa… pero no fue así en el arranque: inicio a pocos puntos, dormido: 4-6 tras los primeros cuatro minutos. Un triple de Cook dio ventaja a Movistar Estudiantes, pero Tecnyconta Zaragoza llevaba el (poco) ritmo del partido: 10-13 a 4:10 para acabar el cuarto.

Dos seguidas de Clavell servían para empatar a 15; y tras tiempo muerto fue Gentile el que tomó el mando de Movistar Estu: 6 puntos seguidos para el 20-17. El cuarto acabó 22-18.

Empezaba el segundo cuarto con Hakanson, Clavell, Vicedo, Suton y Whittington, aunque ante los acercamientos maños, volvió pronto a pista Gentile, que protagonizó un interesante duelo de anotación con Okoye en los primeros compases de este periodo: 28-24.

Se sumó Brizuela al show, dos delicatessen seguidas del donostiarra ponían el 32-26 a tres para el descanso. El marcador se movía con cuentagotas, con un Tecnyconta muy falló en el tiro de tres (1/13) pero Movistar Estudiantes lo aprovechaba: 36-30 al descanso.

Gentile seguía enchufado tras el paso por vestuarios, 2+1 del internacional italiano para poner la máxima ventaja (39-30). Pero otra de las grandes estrellas del basket europeo de la última década, McCalebb, enchufaba dos seguidas para meter de nuevo a los suyos en el choque: 39-35. Otro clásico, Fran Vázquez, lo ponía en tres puntos: 39-36.

Pero como en la canción, “el futuro ya está aquí”: Darío Brizuela con cinco seguidos y un contraataque culminado por, otra vez, Gentile, frenó la reacción maña: 46-36.

¡Bienvenidos a Brizuelandia! La “Mamba Vasca” se enchufó para que Movistar Estudiantes se fuera 15 arriba (55-40) con 23 puntos (15 en este periodo), aunque como dice una voz “Zaragoza nunca se rinde” y el Tecnyconta logró que lloviera menos al final del tercer cuarto: 57-46.

En el último cuarto, Movistar Estudiantes sumó a otros jugadores a la fiesta: Vicedo lanzaba la bomba, Cook anotaba de tres y encontraba a Whittington solito bajo el aro para volver a poner el +15: 67-52 a falta de 6 minutos y medio. Pero quedaba claro que no iban a vender barata su derrota: en un pis-pas firmaron un parcial de 0-6 que les ponía 67-59 quedando 5:21.

Hakanson y Gentile impedían que se acercasen más, pero no estaba ni mucho menos hecho: a 3:14 lucía en el WiZink Center un 72-66 nada tranquilizador.

¿Quema la bola? ¿Momentos delicados? Tiempo para Gian Clavell: dos canastones del boricua hacían que el Zaragoza tuviese que alinear a la Virgen del Pilar para tener opciones de llevarse el partido: 80-68 a menos de dos minutos para el final.

Buena defensa para rematar la faena: 87-72, novena victoria de la temporada, quinta consecutiva en casa, y basket average superado a un posible rival directo en la zona media.

ESTADÍSTICAS COMPLETAS