Irene San Román continúa en Movistar Estu

26 junio 2019

Irene San Román (alero, 1.80m, 1992) renueva su vinculación con Movistar Estudiantes y cumplirá seis temporadas, cuatro consecutivas,en el equipo colegial. De este modo, una de las «women in black» más carismáticas sigue en el Movistar Estudiantes en el 30º aniversario de los equipos femeninos del club. «Sentirte en casa cuando estás en el trabajo es lo más valioso» explica la madrileña, que también destaca que «aunque mi objetivo personal es disfrutar, el proyecto deportivo que tenemos que es ambicioso».

Irene San Román continúa en Movistar Estu

Irene San Román (alero, 1.80m, 1992) cumplirá seis temporadas, cuatro consecutivas, defendiendo la camiseta de Movistar Estudiantes, tras el acuerdo entre club y jugadora para la renovación de su contrato. 

San Román es una de las jugadoras más carismáticas de las «women in black» del Movistar Estu, club al que llegó en la temporada 2011-12 con 18 años.

Tras una grave lesión fue entrenadora en la cantera colegial, y regresó a las pistas en las filas de Olímpico 64. Volvió a Movistar Estudiantes en la campaña 2016-17, para ser uno de los pilares del ascenso a Liga Día.

La pasada temporada 2018-19,  en Liga Femenina 2, San Román ha promediado en 20.4 minutos por partido 5.8 puntos, 1.5 rebotes y 1.3 asistencias para 1.6 de valoración. Es una de las jugadoras más importantes del vestuario y reconocidas por la afición del Magariños.

«Sentirte en casa cuando estás en el trabajo es lo más valioso»

La próxima será la sexta temporada, cuarta consecutiva, en Movistar Estudiantes, ¿qué es lo que más te motiva de quedarte en el club?

Para mi, las personas que forman el club son la principal motivación. Sentirte como en casa cuando estás en el «trabajo» es lo más valioso que tiene el club para mi.

También el proyecto deportivo que tenemos que es ambicioso y como deportista siempre quieres competir lo mejor y más alto posible.

¿Cuál es tu valoración de la temporada 2018-19? ¿qué fue lo mejor y lo peor?

Lo mejor, el equipo. Teníamos un grupo humano excepcional con el que disfruté muchísimo el día a día.
Lo peor, los resultados. No cumplimos objetivos y quedarnos fuera de la fase de ascenso fue un palo muy grande.

¿Cuáles son tus objetivos personales para la temporada 19-20?

Mi objetivo principal es disfrutar. Disfrutar del sacrificio y el esfuerzo que supone entrenar cada día y poner a disposición del equipo todas mis virtudes. Los defectos intento quedármelos para mi. Si conseguimos conectar y disfrutar todas juntas conseguiremos todo lo que nos propongamos.

¿Habéis hablado de objetivos del equipo?
Mi objetivo es ir a fase de ascenso. Cuando empecemos la temporada y podamos valorarlo de forma más objetivo, veremos. Pero yo quiero a Movistar Estudiantes en Liga femenina.

Esta temporada 19-20 se cumplen 30 años desde que Movistar Estudiantes tiene equipos femeninos, ¿cómo te gustaría celebrar esta cifra redonda?

Me gustaría volver a jugar en el Wizink, ¿por qué no? y que se continuara con la lucha diaria para que se nos vea y se nos oiga cada día más.

Llegaste con 19 años a Movistar Estudiantes, has sido entrenadora en cantera… ¿te sientes un referente para las niñas de cantera?

No me siento un referente, no sé si las niñas pueden ver en mi algo en lo que pueden convertirse. Pero siempre trato de transmitir a las que están empezando a jugar lo que a mi me costó un poco entender… Que el sacrificio merece la pena y que si las apasiona que luchen y entrenen todo lo que puedan. Porque yo aun no me he arrepentido nunca por entrenar de más.