LF2: Ahogadas en el derbi (82-72)

Movistar Estudiantes, que sigue en puestos de Fase de Ascenso, cae en el derbi ante un Centros Único Real Canoe que fue superior. La reacción final de las de Alberto Ortego fue insuficiente.

LF2: Ahogadas en el derbi (82-72)

Lo que había hoy en juego en la Calle Pez Volador no era cualquier cosa, sino un derbi madrileño de los de altura entre Movistar Estudiantes y Centros Único Real Canoe. Con doble premio: la victoria y dar un golpe importante de cara a estar en la Fase de Ascenso. Y por desgracia, la suerte cayó del lado canoísta.

Desde el salto inicial se vio la intensidad con la que se iba a jugar el partido. El alto ritmo inicial llevó a una serie de errores a las Women In Black, que se vieron pronto con un 10-5 en contra. Pero las de Alberto Ortego supieron reaccionar para protagonizar un parcial de 0-4 que las acercó hasta el 10-9.

De nuevo volvieron a golpear las locales para irse hasta el 19-13, y de nuevo respondieron las ramireñas, con una acertada Laura Prats y con los puntos interiores de Aitana Cuevas, para apretar el marcador. El 24-22 que lucía el marcador al final del primer cuarto reflejaba a la perfección la pasión y la intensidad con la que se había jugado.

El segundo cuarto siguió los mismos derroteros, con ambos equipos intercambiándose golpes y alternancias en el marcador. En esas, llegaron los mejores minutos de Movistar Estudiantes, que se culminaron con un triple de Nina Bogicevic que ponía el 33-37 en el luminoso, máxima de las Women In Black hasta ese momento.

Pero cuando parecía que el control iba a ser colegial, el apagón llegó para las de Alberto Ortego, que se enredaron en la telaraña defensiva preparada por Canoe. Y si el ataque no funcionó, la defensa tampoco. Las locales jugaron los últimos minutos del segundo cuarto a placer, y se fueron al descanso con un 52-42. Mucho había que mejorar en la segunda parte.

Nadar para ahogarse en la orilla

Tras el descanso se vio que la intensidad defensiva de Movistar Estudiantes subió varios peldaños, lo que provocó que Canoe ya no anotara con tanta fluidez. El problema estuvo en que la mejora atrás no se vio correspondida en ataque. Las Women In Black fallaban muchos tiros, algunos de ellos sencillos, y la ventaja local seguía aumentando, alcanzando la máxima hasta entonces con el 66-48 al final del tercer cuarto.

La remontada no parecía ser una opción, y menos cuando la renta de Canoe alcanzó el +20 (68-48) con la canasta inaugural en el último cuarto. Fue entonces cuando Nina Bogicevic sacó a relucir el carácter serbio para intentar levantar a las suyas, algo que logró con cinco puntos consecutivos. Y esa actitud contagió a sus compañeras, que se subieron al carro de la remontada.

Con una gran defensa y con la vuelta del acierto en ataque, Movistar Estudiantes fue descontando punto a punto la desventaja, hasta ponerse con el 72-64 tras dos triples (de Paula Palomares y Nina Bogicevic) y una canasta de Aitana Cuevas. Quedaban tres minutos por delante y la remontada ya no era una quimera.

Pero aunque no era una quimera, si era complicado, algo que quedó demostrado en esos minutos finales. Canoe supo jugar con el marcador y el reloj, y los intentos a la desesperada por parte colegial no surtieron efecto. Las Women In Black nadaron hasta el final, pero se acabaron ahogando en la orilla de la mítica piscina del Real Canoe.

Pese a la derrota, que trunca la racha de siete victorias seguidas, Movistar Estudiantes sigue cuarta en la clasificación con un balance de 14-8 y las opciones intactas para estar en la Fase de Ascenso. La próxima final, que será en Magariños con la visita del Spar Gran Canaria, el sábado 23 de marzo a las 17:30 horas.