LF2: Condenadas tras el descanso (75-71)

Las Women In Black de Movistar Estudiantes llegaron a dominar por 17 puntos, pero acabaron cediendo en una segunda parte en la que Picken La Cuina Claret fue mejor. El balance tras la derrota queda en 7-7.

LF2: Condenadas tras el descanso (75-71)

El partido contra el Picken La Cuina Claret se afrontaba como una final para las Women In Black, condenadas en la clasificación por su floja primera parte. Y sabedoras de la importancia, las jugadoras del Movistar Estudiantes saltaron al Pabellón Malvarrosa dispuestas a controlar el partido, algo que lograron hasta los minutos finales, donde acabaron cediendo ante el empuje local.

La defensa desplegada por las ramireñas en los primeros minutos fue la clave para el buen inicio. Maniataron totalmente al conjunto valenciano, y en ataque, aunque no estaban acertadas del todo, se apoyaron en una Mariana González que veía el aro enorme. 10-17 al final del primer cuarto dibujaba un buen panorama.

Un panorama que fue mejorando con el paso de los minutos en el segundo cuarto. El buen trabajo defensivo continuó, y en ataque el acierto, especialmente de Nina Bogicevic y Paula Palomares, mejoró, lo que llevó a las Women In Black a difrutar de la máxima del partido con un 25-42 a falta de 2:21 para el descanso.

Pero ese +17 llevó a una cierta relajación colegial, algo que las de Alberto Ortego pagaron en esos dos minutos. Y es que de ese 25-42 se pasó a un 34-45 al descanso. Aun así la ventaja de Movistar Estudiantes invitaba al optimismo.

Adiós a la ventaja en los últimos minutos

El inicio del tercer cuarto fue positivo, ya que un triple de Brianna Butler colocó el 36-48. Pero no fue mas que un espejismo, ya que a partir de ahí el dominio fue totalmente local. Picken La Cuina Claret subió el nivel de dureza e intensidad, y las Women In Black entraron en crisis anotadora.

Desde ese triple inicial de Butler, solo cinco puntos más subieron al luminoso de las de Alberto Ortego en el tercer cuarto. Un pobre bagaje que permitió a las locales acercarse hasta el 50-53 para afrontar el último y decisivo cuarto, que se presentaba apasionante.

Un cuarto que de nuevo empezó bien para los intereses ramireños, ya que un triple de Nina Bogicevic ponía el 53-61 en el marcador con 8 minutos por jugar. Pero las locales no se vinieron abajo, y con tres triples consecutivos se pusieron por delante por primera vez desde el minuto 1.

Un duro golpe que las Women In Black supieron encajar en un principio, recuperando el mando en el marcador con el 64-67 tras una canasta de Aitana Cuevas, la mejor del partido para Movistar Estudiantes, a falta de 3:42. Fue entonces cuando llegó un parcial en contra de 8-0 que acabó siendo decisivo, ya que Picken La Cuina Claret sentenció desde el tiro libre para llevarse la victoria por 75-71.

Una derrota que supone un duro golpe para unas Women In Black que siguen siendo incapaces de encontrar la regularidad necesaria para empezar a mirar los puestos de arriba.