LF2: Decisivo segundo tiempo (48-70)

Movistar Estudiantes suma una trabajada victoria por 48-70 en la pista de un combativo Asisa-Alhaurín de la Torre, gracias a una gran segunda parte. Un triunfo que permite a las de Alberto Ortego seguir invictas y líderes del Grupo B de Liga Femenina 2.

LF2: Decisivo segundo tiempo (48-70)

Alhaurín de la Torre es conocida, entre otras cosas, por su cárcel. Y así, como en una prisión, se sintieron las Women In Black durante buena parte del choque que les enfrentaba al Asisa-Alhaurín de la Torre. Especialmente en la primera parte, ya que en la segunda el Movistar Estudiantes puso la velocidad de crucero para sumar una nueva victoria.

El arranque de partido fue bastante complicado. Las de Alberto Ortego encontraban buenas posiciones de tiro, pero estos no entraban. Eso, unido a algunos despistes defensivos, propició que el Alhaurín de la Torre se viera con un 10-2 a su favor mediado el primer cuarto. Un triple de Andrea Alcántara pareció indicar una pequeña reacción, pero no fue más que un espejismo. 18-10 abajo al final de los primeros 10 minutos.

Los primeros compases del segundo cuarto no invitaban tampoco al optimismo, ya que las Women In Black seguían sin encontrar su juego, y el Asisa-Alhaurín de la Torre se movía cómodo en ese terreno pantanoso que era el partido. Pero cuando peor pintaban las cosas apareció la muñeca de Irene San Román, que con dos triples consecutivos lideró el parcial final que permitía a Movistar Estudiantes irse al descanso solo 3 abajo (29-26).

Exitoso plan de fuga

Al descanso, Alberto Ortego, al más puro estilo Prison Break, encontró los planos para escapar de la cárcel de Alhaurín de la Torre. Y esos planos no eran otros que defensa, correr y buscar el juego interior.

En cuanto las ramireñas pusieron en marcha el plan de fuga, el marcador pasó de un 38-34 en contra a un 38-44 a favor. Un parcial de 0-10 que acabó siendo decisivo. Y es que el Asisa-Alhaurin de la Torre empezó a pagar el excelente esfuerzo físico, lo que facilitó el juego ofensivo de Movistar Estudiantes.

Aun así, pese a la superioridad en el juego durante esos minutos, el marcador reflejaba un igualado 43-48 al final del tercer cuarto, por lo que todavía quedaba mucho trabajo por hacer para sumar la cuarta victoria.

Un trabajo que las colegiales quisieron hacer por la vía rápida, especialmente una inspirada Irene San Román, que con un nuevo triple, el quinto del choque, puso un 46-59 que suponía la máxima del partido hasta ese momento.

A partir de ahí el conjunto malagueño bajó los brazos y Movistar Estudiantes jugó a placer para cerrar el triunfo con el 48-70 definitivo. Una victoria más complicada y trabajada de lo que refleja el marcador final. Y una victoria que pone ya el 4-0 en la clasificación y mantiene el cartel de invicto para las Women In Black.