LF2: Importante victoria en Gran Canaria (69-76)

Las Women In Black de Movistar Estudiantes se llevan un gran triunfo de la complicada pista del Spar Gran Canaria. Las de Alberto Ortego firmaron una muy buena primera parte y supieron sufrir en la segunda.

LF2: Importante victoria en Gran Canaria (69-76)

Alberto Ortego, en la previa del choque contra el Spar Gran Canaria, señalaba la mejora en defensa y el trabajo mental como dos de las principales claves para salir victoriosos en la visita al Pabellón La Paterna. Y precisamente esos dos aspectos fueron vitales para la victoria, por 69-76, que las Women In Black de Movistar Estudiantes se llevaron de la complicada pista canaria.

Un triunfo que rearma a un equipo que llegaba con muchas dudas a estas alturas de la temporada, y que puede servir de punto de inflexión para empezar a construir un camino que acabe desenvocando en la Fase de Ascenso. Pero todo eso queda muy lejano, y ahora toca centrarse en el día a día, que hoy no es otra cosa que la importante victoria frente al Spar Gran Canaria.

Dominante primera parte

El choque entre dos de los favoritos en el grupo B arrancó con mucho ritmo. Ambos equipos corrían de un lado para otro sin descanso, y aunque eso no se traducía en una cascada de puntos, el partido era realmente entretenido. Y en ese ritmo fue Movistar Estudiantes el que se encontró más cómodo.

Las pupilas de Alberto Ortego encontraban muy buenas opciones ofensivas en casi todas sus jugadas, y atrás iban ajustando su sistema para dificultar y frenar el talento canario. Dos ingredientes que fueron aumentando la ventaja colegial minuto a minuto, hasta alcanzar al final del cuarto, con el 18-26, la máxima hasta ese momento.

Las Women In Black se encontraban muy cómodas, hasta el punto de que posiblemente firmaron los mejores minutos de la temporada al inicio del segundo cuarto. El nivel era tan bueno, que el 24-36 que brillaba mediado el cuarto, siendo una buena ventaja, no reflejaba del todo la superioridad vista sobre la pista.

Pero el Spar Gran Canaria no estaba dispuesto a ser una mera comparsa, y firmó una reacción con un parcial de 8-2 que apretó el marcador hasta el 32-38. Fue en ese momento de debilidad cuando aparecieron las zurdas de Irene San Román y Andrea Alcántara, que con sendos triples dieron un poco de oxígeno a un Movistar Estudiantes que se fue al descanso con un 36-44.

Fortaleza mental

El paso por vestuarios enfrió a las Women In Black, que en un abrir y cerrar de ojos vieron como ese 36-44 pasó a ser un 43-44. El partido entró en una dimensión nueva, y las colegiales tuvieron que reinventarse. La tendencia favorecía claramente a las locales, que después de estar muchos minutos a remolque se pusieron por delante con dos triples consecutivos (52-50).

La amenaza de venirse abajo estaba ahí, pero lejos de hundirse, las ramireñas supieron agarrarse al partido a base de casta, superando así ese momento crítico. El trabajo mental realizado por Alberto Ortego surgió efecto, y Movistar Estudiantes cerró el cuarto con un 55-57 a favor tras una canasta de Mariana González.

Fue la propia capitana colegial la que abrió el último cuarto con un tiro libre, poniendo el 55-58. El partido entró en una fase de muchos errores por ambos lados, que dejaban claro lo mucho que había en juego. Un parcial de 4-0 volvió a poner por delante a las locales, pero justo en ese momento apareció la mejor Aitana Cuevas.

La pívot madrileña se echó a las Women In Black a sus espaldas, y todos los ataques pasaron por sus manos, acabando varios con éxito. Parcial de 0-6 y el 59-65 era esperanzador con cuatro minutos por jugar. Sparkle Taylor, estrella local, también reclamó su cuota de protagonismo y el marcador se apretó hasta el 66-67 con 1:52 por jugar.

Era el momento de las más valientes, de las jugadoras con sangre fría. Y Nina Bogicevic lo demostró, anotando un triple que ponía el 66-70. Pudo ser definitivo, pero encontró una rápida respuesta con el triple de Cassandra Breen. Estudiantes falló su siguiente ataque, y dio la oportunidad a las locales de volver a ponerse por delante, aunque por fortuna fallaron.

Fue entonces cuando llegó el momento decisivo. Aitana Cuevas logró una gran canasta, premiada además con falta personal. El adicional no entró pero apareció Maru para coger el rebote y darselo a Andrea Alcántara, que recibió la falta. La base anotó los dos para el 69-74. Gran Canaria falló su ataque, y Brianna Butler, desde el tiro libre, puso el 69-76 definitivo. La sexta victoria de la temporada ya está en el bolsillo de Movistar Estudiantes.