LF2: Una final en Granada (domingo 12:30)

Las Women In Black se enfrentan este domingo al Grupo Hafesa Raca Granada, en un partido en el que no hay margen de error para las de Alberto Ortego. En la ida, las ramireñas vencieron por un claro 69-44.

LF2: Una final en Granada (domingo 12:30)

Las Women In Black de Movistar Estudiantes vuelven a la competición, tras el pequeño parón de dos semanas que han tenido que afrontar por el aplazamiento del choque ante Olímpico 64. Y lo hacen con un viaje a Granada para medirse al Grupo Hafesa Raca Granada el domingo a las 12:30 horas en el Pabellón Paquillo Fernández.

Un choque que las ramireñas, castigadas por no haber cumplido con los deberes a estas alturas de la temporada, afrontan como una final. Y es que los malos resultados han llevado al equipo dirigido por Alberto Ortego a no poder permitirse más fallos si quieren cumplir con el objetivo puesto a inicios de octubre.

«Ya he comentado en otras ocasiones que todos los partidos que nos quedan son finales. No hemos hechos los deberes antes y eso indica que ahora nos toca ganar sin margen de error alguno. Vamos con esa mentalidad y conscientes de que jugamos la primera de esas finales», señala el técnico de Movistar Estudiantes.

El peligro estará en la pintura

La situación del Grupo Hafesa Raca Granada en la clasificación es ciertamente complicada, ya que ocupan el puesto 12º con un balance de 5 victorias y 9 derrotas. Pero las andaluzas vienen de ganar en su último compromiso (la semana pasada tampoco jugaron al aplazar su partido contra Spar Gran Canaria) al Centros Único Real Canoe por 64-61. Un hecho que deja claro que no son un rival fácil, y más cuando son locales.

«Es un equipo que ha cambiado bastante. Espero un partido bastante trabado, de pocos puntos y control. Y el que mejor sepa moverse en ese escenario va a ser el que se lleve la victoria», augura un Alberto Ortego que «aunque desea que se repita», espera un partido muy diferente al de la ida, cuando las Women In Black se llevaron la victoria en el Magariños por 69-44.

En ese partido de ida no estaba todavía el último refuerzo de las granadinas, la letona Marta Miscenko. La pívot brilló con 16 puntos y 8 rebotes en su estreno ante Canoe, y es, junto a Maryah Sydnor (17 puntos y 10,1 rebotes de media), la gran amenaza de cara al domingo. Parece bastante evidente que las Women In Black tendrán trabajo en la pintura.

«Ahí en el juego interior es donde ellas tienen bastantes puntos. Sydnor es su referencia ofensiva, y Miscenko, aunque solo tenemos el flash de un partido, lo hizo muy bien. Pero ya nos ha ocurrido en otras ocasiones que nos centramos en dos jugadores y aparecen otras para hacernos daños, así que esperemos haber aprendido la lección y que no nos pase en esta ocasión» advierte Alberto Ortego.