LIGA DIA| Jones acaba con las ilusiones de las Women In Black (75-87)

Movistar Estudiantes lucho por el partido hasta el final, pero el increíble arranque de partido del Al-Qázeres, liderado por la imparable Alexis Jones y la omnipresente Shayla Cooper, fue una losa demasiado pesada para las de Fito González, que siguen sin conocer la victoria en su regreso a la Liga Día.

LIGA DIA| Jones acaba con las ilusiones de las Women In Black (75-87)

Movistar Estudiantes volvía al Antonio Magariñoscasi un mes después de su anterior partido como locales en la Liga Día, y lo hacía con novedades en su plantilla (las bajas de Tati Pacheco y Brandie Baker y el refuerzo de Michael Stejskalova, aterrizada en Madrid hace menos de 48 horas) y la ilusión por bandera para lograr el objetivo de sumar su primer triunfo de la temporada.

Pero las de Fito González se encontraron enfrente con un Nissan Al-Qázeres Extremadura que fue un verdadero ciclón en los primeros. Un ciclón que tuvo su punta de lanza en toda una campeona de la WNBA como Alexis Jones. La escolta estadounidense, con 13 puntos en menos de cinco minutos, fue una verdadera pesadilla, y llevó a las suyas a verse con una importante ventaja en los primeros minutos del choque (5-20).

Las Women In Black tenían un serio problema delante, especialmente en defensa, ya que a ese ritmo anotador era imposible tan siquiera llegar a competir. Por eso en los siguientes minutos la prioridad fue frenar el ataque extremeño, algo que se consiguió, ya que en los siguientes cinco minutos las visitantes solo anotaron 7 puntos más. Y así se llegó al final del primer cuarto con un 15-27.

El inicio del segundo acto fue de nuevo demoledor, y de nuevo tuvo como protagonista principal a Jones, que esta vez estuvo muy bien acompañada por su compatriota Shayla Cooper. Un parcial de 5-15 y el marcador se disparó hasta un 20-42 que era verdaderamente amenazante. Fito González paró el partido y el tiempo muerto surgió efecto, ya que con un parcial de 11-0 las Women in Black se volvieron a meter en el partido al llegar al descanso con un 31-44 en contra.

A destacar también de este segundo cuarto el estreno con la camiseta del Movistar Estudiantes de Michaela Stejskalova. La checa sufrió en los minutos que estuvo en pista, y no tuvo su debut soñado, algo normal teniendo en cuenta que aterrizó en Madrid el viernes y que apenas ha podido entrenar con sus nuevas compañeras.

La remontada se palpaba en el ambiente, y lo cierto es que las colegiales tuvieron varias oportunidades a lo largo del tercer cuarto para meterse por debajo de la psicológica barrera de los 10 puntos. Pero todas esas oportunidades que tuvo, ya fuera por errores propios o aciertos ajenos, marcharon al limbo, y el paso de los minutos corría a favor de un Al-Qázeres con la situación bajo control en todo momento. El tercer cuarto acabó con un 50-63.

13 puntos era una desventaja importante para afrontar el último cuarto, pero tampoco era un imposible. Pero el cuarto empezó con un constante intercambio de golpes entre Movistar Estudiantes y Al-Qázeres, o mejor dicho, entre la local Celia Menendez, autora de ocho puntos de manera consecutiva y las visitantes. Y ese guión beneficiaba claramente a las extremeñas.

Los minutos pasaban, y el empujón definitivo para la remontada final no llegaba. Y no lo hacía por falta de ganas precisamente, ya que las Women In Black lo dejaron todo sobre la pista. Pero el partido fue muriendo poco a poco, en manos de un Al-Qázeres perfectamente dirigido en el banquillo por Jacinto Carbajal y en la pista por un dúo de estadounidense que va a dar (de hecho ya lo está dando), mucho que hablar. Con esos mimbres, las extremeñas pueden soñar con la Copa de la Reina.

Al Movistar Estudiantes no le queda otro remedio que seguir trabajando duro (algo que está totalmente garantizado) para empezar a sumar unas victorias que ya son una necesidad. La próxima oportunidad será el sábado 25 en la complicada pista del Cadi La Seu.