LF2: Intensa primera prueba (71-79)

Las “women in black” de Movistar Estudiantes cayeron en el primer ensayo de la pretemporada, en un intenso Trofeo Amaya Valdemoro contra el Patatas Hijolusa León. Bogicevic (22 puntos) y San Román (15) lideraron a las colegiales en un duelo lleno de alternativas que se decidió en el último cuarto.

LF2: Intensa primera prueba (71-79)

El II Torneo Amaya Valdemoro, de Getafe, suponía el primer amistoso de las “women in black” tras dos semanas de entrenamiento. Alcántara, Bogicevic, San Román, Gastiminza y Mariana González fueron el primer quinteto titular del nuevo curso. Sin Aitana Cuevas, en el Europeo 3×3, con Butler recién aterrizada y Paloma González con problemas físicos, entraron en la convocatoria las canteranas Gutiérrez, Carvajal, De Santiago y Mato, que dispusieron de minutos de calidad.

En un inicio frenético tomó ventaja el Patatas Hijolusa, aprovechando las imprecisiones defensivas de Movistar Estudiantes (7-14); aunque el acierto de Bogicevic (9 puntos en este primer cuarto) no permitió despegarse a las leonesas (14-16). Aunque el Aros hizo la goma (14-23) el descaro de las canteranas permitió acabar el primer periodo con 18-23.

En el segundo cuarto la iniciativa seguía siendo visitante (20-29), aunque las veteranas se echaron al equipo a la espalda para, mediado el periodo, acercar a Movistar Estudiantes (28-31).

Pero Patatas Hijolusa se aprovechaba de las numerosas imprecisiones, normales en el primer test de un equipo con tantas jugadoras nuevas, para volver a abrir brecha en el marcador: 28-39 a 4:30 para el descanso. San Román, al límite de la posesión, igualaba la cosa y otra jugada de descaro de la canterana Gutiérrez obligaba a Aros a pedir tiempo muerto con 32-39 a dos minutos para el descanso.

Un quinteto muy de pretemporada pero muy Estu, con cuatro canteranas y una como si lo fuera (Gutiérrez, San Román, De Santiago, Carvajal y Mariana) llegó a la media parte con 35-44.

Repetía cinco inicial Alberto Ortego para empezar la segunda mitad, y el kalashnikov Bogicevic, con 9 puntos casi consecutivos, recortaba distancias (44-47) mediado el cuarto.

No terminaba de rematar la remontada un Movistar Estudiantes que ya empezaba a jugar a gusto, a sentir que las cosas entrenadas, las jugadas de los entrenamientos, iban saliendo en el parqué. Pero los tiros no entraban: 47-52, tiempo muerto a falta de 2:46.

Remando, como hormiguitas, las colegiales se pusieron a 2 (51-53) en el último minuto del cuarto, pero perdonaron hasta tres ataques para ponerse por delante a final de este tercer periodo.

Costó tres ataques, pero Movistar Estudiantes por fin abrió la lata: Irene San Román con dos canastones desde lejos seguidos devolvió la ventaja a las colegiales: 56-53.  Otro triple, este de Gastaminza, obligó al Hijolusa a pedir tiempo muerto tras un parcial de 8-0 de salida en apenas dos minutos y medio: 59-53.

Tras el tiempo, toma y daca. Anotaban las leonesas, respondían las colegiales (63-59, a 6 minutos). Pero ahora, con la defensa carburando, la dinámica del partido parecía favorecer a Movistar Estudiantes, que agrandaba la ventaja poco a poco desde los tiros libres (67-59 mediado el cuarto).

Pero si algo aprendimos en Toy Story es que nunca debes fiarte de una patata (y que hay un amigo en mi). El Hijolusa logró a la chita callando un parcial de 0-14 en la recta final del partido ante unas cansadas “women in black” que no supieron frenar lo que se les vino encima con una impresionante Marta Pérez, MVP del torneo. Pese a la lucha en el último minuto, derrota en el primer test: 71-79.

La próxima cita será en el Torneo FBM Memorial Juan Martín Caño, los dias 22 y 23 de septiembre, contra  a Centros Único Real Canoe u Olímpico 64 Santa Gema y a Laboratorios Ynsadiet Leganés o Pacisa Alcobendas.


ESTADÍSTICAS COMPLETAS