Asefa Estudiantes: sobresaliente cum laude en cantera (FEB.es)

No lo decimos nosotros. Lo dice la Federación Española en un artículo de su página web oficial sobre el funcionamiento de la cantera femenina de Asefa Estudiantes, en un artículo de Alejandro Diago que reproducimos aquí por su interés.

Asefa Estudiantes: sobresaliente cum laude en cantera (FEB.es)

Si hay un lugar en Madrid donde el baloncesto sea una forma de vida ese es el IES Ramiro de Maeztu. En las canchas anexas a este instituto han crecido y siguen creciendo futuras estrellas del baloncesto nacional que no descuidan su formación intelectual.

 En el número 127 de la calle Serrano de Madrid se ubica el Instituto Ramiro de Maeztu. Con su eslogan “educación y algo más”, muchos jóvenes practican el baloncesto en las canchas descubiertas que hay en los patios del lugar y en los dos pabellones que dispone el complejo educativo: la “Nevera” y el Polideportivo Magariños, también conocido como “el Magata”.   Los inicios de la cantera femenina de Asefa Estudiantes se remontan al año 1984. La directora de la Fundación Estudiantes, Maria Luisa González-Bueno, alumna del Ramiro aquél año, fue una de las primeras jugadoras de esos equipos, y recuerda que “al principio fue muy difícil, porque éramos pocas. Pero al final conseguimos sacar tres equipos en categorías inferiores”.   La directora de la Fundación también recuerda que “los equipos de aquella época, y hasta años más tarde en los comienzos del equipo absoluto, se nutrían únicamente de chicas del Ramiro”. En esta etapa fue fundamental el apoyo de la directiva. Vicente Orbea comentaba que “se las veía como a los otros equipos de cantera, como consecuencia de que hubiera chicas en el Ramiro” al tiempo que “había un apoyo grande” .   UN TRABAJO DE TECNIFICACIÓN Actualmente, el club colegial ha pasado de tener solamente tres equipos a tener varios equipos en cada categoría desde los más pequeños. Diego Rubio, entrenador de Asefa Estudiantes LF2 y coordinador de los equipos de cantera colegial, señala que “el trabajo que se hace es un trabajo de tecnificación, es decir, todos los entrenadores de todos los equipos de cantera conocen a todas las jugadoras” . Al mismo tiempo, señala que “lo prioritario es la mejora de la jugadora antes que los resultados, planteando los problemas y las soluciones con paciencia”.   El coordinador de cantera señala también que “hay un trabajo muy serio a nivel físico, que es algo que nos diferencia de otros equipos que hay de Madrid; y luego hay un trabajo técnico donde buscamos qué nos puede aportar esa jugadora”. Rubio también comenta que el objetivo de la formación en la cancha es “conseguir que dentro de sus cualidades físicas, nos consiga dar lo que necesitamos en la pista. A partir de situaciones en pista, vemos lo que nos da” .   EN MEJORA CONSTANTE Al ser un equipo donde la formación intelectual es una máxima, el momento en el que una jugadora joven da el salto al primer equipo se hace “de una manera natural” , como comenta Diego Rubio. El entrenador colegial señala que “el problema es intentar solucionarles su día a día, ya que lo importante es que estén centradas en sacar sus estudios, por lo que no puedes ser todo lo exigente que eres con una jugadora profesional” .   También el entrenador colegial es muy exigente con el nivel académico de sus jugadoras. En sus palabras, señala que “cuando una jugadora llega al club con una nota media determinada, el objetivo es no bajar esa nota media, sino subirla” . Diego está muy contento en este aspecto ya que “todas las jugadoras del equipo absoluto son muy buenas estudiantes y sacan todo” .   Las jugadoras también son conscientes de este hecho. Una de ellas, Sandra Pérez, lleva toda su vida en las filas colegiales y al hablar de estos temas tiene las ideas claras. En su caso “hay que organizarse muy bien y tener claro los momentos que tienes para estudiar aprovecharlos al máximo e intentar disfrutar de los ratos libres que tienes” . Por otra parte, la mayor dificultad que encuentra ella es “el tiempo que tengo para salir con mis amigas, lo tengo que dedicar a estudiar, pero organizándose da tiempo a todo” .   EL VESTUARIO, CLAVE EN LA INTEGRACIÓN El llegar a un equipo absoluto puede suponer un shock para cualquier canterana. Por eso es clave la adaptación desde el primer día en el vestuario. Diego Rubio piensa que “lo mejor es que puedan hablar con ellas y que cada una tenga su rol en el vestuario” . También señala quién asume el papel de líder en el conjunto colegial. Como él afirma “Ygueravide, Zurro y Castrejón son nuestras ‘americanas’. Además, a veces comentamos que Marta Zurro es un poco la madre del grupo, porque está pendiente de todas las jugadoras” .   Sandra Pérez está muy contenta con el equipo actual. La jugadora colegial señala que “las veteranas nos ayudan mucho, tienen mucha paciencia con nosotras, nos apoyan en todo y siempre que alguna veterana nos regaña es para bien y para que aprendamos cosas” . El secreto de este buen ambiente en las filas de Asefa Estudiantes es, en sus palabras, “el ser equipo joven, que nos ha ayudado mucho” .
Esta es la cantera de Asefa Estudiantes. Un grupo basado en el trabajo diario, en realizar las cosas bien y en la formación física e intelectual a través de baloncesto. Ejemplo de éxito y supervivencia para cualquier cantera.  

Alejandro Diago
Dpto. Comunicación FEB