Caio Torres, de celebración ante sus ex

Este domingo, Caio Torres se enfrentará por primera vez a Asefa Estudiantes, el equipo con el que debutó en ACB con apenas 18 años, dos años después de su salida del club colegial. Y lo hará de celebración: cumple 75 partidos en máxima categoría, donde parece haberse asentado, y está siendo el mejor jugador en ¡tiros libres! de toda la liga. 17 de 17.

Caio Torres, de celebración ante sus ex

75 partidos en ACB es una cifra redonda y nada despreciable, y más para un jugador de solo 23 años como Caio Torres. El pívot hispano-brasileño del Menorca Básquet los cumplirá este domingo, y lo hará precisamente contra el equipo que le trajo a España y con el que debutó en liga ACB hace ya cinco temporadas.

En su regreso a la ACB tras dos años en la Adecco Oro, Caio Torres está firmando sus mejores números en ACB. Y además lo hace brillando en un aspecto totalmente inesperado: ¡los tiros libres! Una vez disputadas las 11 primeras jornadas, Caio no ha fallado ni uno solo de los 17 tiros libres que ha anotado, un inmaculado 100% que le convierte en el líder de la ACB en el porcentaje desde esta distancia.   CON 17 AÑITOS La del domingo en Mahón será la primera ocasión en que Caio Torres se enfrente a Asefa Estudiantes desde su salida del club colegial al finalizar la temporada 2007-08. El brasileño había comenzado su vinculación con el equipo del Ramiro cuatro años antes, cuando con 17 años le fichó procedente del Pinheiros, de su Sao Paulo natal.   Al ser un jugador con experiencia en la máxima categoría de su país, en lugar de incorporarlo al filial o al junior, se le cedió al Rayet Guadalajara de la entonces LEB2. Solo duró 10 partidos. “Saudade”. El jugador regresó a Brasil, de nuevo cedido, al Club Atletico Paulistano.   LA PRIMERA OPORTUNIDAD Lo que podía haber sido el final prematuro de una prometedora carrera en Europa, no fue más que un cortísimo paréntesis: esa misma temporada llegó la primera oportunidad ACB para el brasileño, y en abril de 2005 Estudiantes le reclamó para completar la plantilla, que necesitaba un extracomunitario tras la nacionalización española del pívot Rubén Garcés.   Y aunque ya sería para quedarse, aun le quedaba mucho por hacer al jugador que “inauguró” la “internacionalización” de la cantera estudiantil, fruto de la cual después llegarían jugadores como Granger, Driesen, o más actualmente, el pívot del EBA Lucas Riva Nogueira, también brasileño. El debut de Caio aquel 2005 fue meramente testimonial, con solo 16 minutos en total en 4 partidos, incluyendo playoffs.   EN DINÁMICA ACB, BRILLANDO CON SUB20 La siguiente temporada 2005-06, ya totalmente integrado en la dinámica ACB, pero pocos minutos todavía y una inoportuna lesión en pretemporada. Solo disputó 6 partidos en ACB, y 4 en ULEB Cup. Eso a pesar de que fue uno de los dos extracomunitarios del equipo, junto a Will McDonald. Pero sí disfrutaba de minutos con los jugadores de su edad: campeón de España con el equipo junior y del Circuito Sub-20.  

Caio, junto a Sergio Sánchez, en un partido de FIBA

SU MEJOR AÑO ESTUDIANTIL En 2006-07, ya con el pasaporte español que le daba plaza de comunitario – y no de cupo por ser internacional con Brasil- comenzó a entrar más en serio en las rotaciones: 26 partidos, 9 veces como titular, en liga ACB para la que, hasta esta, era su mejor temporada en máxima categoría: 4.2 puntos y 2.3 rebotes para 3.2 de valoración. A estos hay que sumar 15 partidos en la FIBA Cup de la que Estudiantes fue semifinalista aquella temporada, en los que brilló bastante más: 8 puntos y 4 rebotes por encuentro.   EL “QUE NO BAJAMOS”, AÑO DURO 2007-08 debía ser el año de su explosión, pero las circunstancias no acompañaron: el equipo estuvo durante prácticamente toda la temporada en puestos de descenso, y con problemas en los cupos. En muchos partidos no fue inscrito por esta circunstancia, e incluso llegó a hacérsele ficha EBA, donde arrasaba. Tras un año irregular (25 partidos en los que con 9 minutos de media anotó 3 puntos y capturó 2 rebotes), terminó su ciclo estudiantil.   VIDA NUEVA EN LA LEB Le tocó volver a la LEB, en esta ocasión a la Adecco Oro. El primer equipo en apostar por Caio fue el Melilla. Llegar y besar el santo: el equipo que dirigía Paco Olmos rozó el ascenso a ACB, sin ser precisamente uno de los favoritos para ello, perdiendo en la final a cuatro de Fuenlabrada contra el Lucentum. Caio promedió 8 puntos y 5 rebotes en los 32 partidos de liga regular, aumentando sus prestaciones en la fase decisiva hsata los 9 puntos.   Al año siguiente, y de nuevo con Olmos como técnico, Torres fichó por el Menorca. Pese a comenzar el año con mala pata (lesión de rodilla), cuajó una temporada exitosa en lo colectivo (ascenso a ACB en unos playoffs épicos y subcampeones de Copa Príncipe) y lo individual ( 10.5 puntos y 5 rebotes con una media de 20 minutos por noche) que le valió la renovación para la nueva etapa ACB del Menorca Basquet.   Ahora, en sólo 11 partidos ya ha pulverizado todos sus records en ACB: 19 minutos por partido, con 8.3 puntos y 5.5 rebotes por encuentro. Y esa curiosísima estadística: 17/17 en tiros libres.  

Santi Escribano
Clubestudiantes.com