Carta de retirada de Pancho Jasen

El que fuera jugador de Estudiantes entre 2001 y 2011, jugador no nacido en España con más partidos vistiendo nuestra camiseta y capitán del equipo en sus últimas cinco temporadas, Pancho Jasen, ha tomado la decisión de retirarse. Esta es su carta de despedida.

Carta de retirada de Pancho Jasen

El gran capitán Pancho Jasen, líder en la salud y en la enfermedad, puro sentimiento estudiantil pese a haber nacido a miles de kilómetros del Ramiro, se retira.

Y esta es la carta de despedida que publicó en su perfil personal de Instagram.

Solo tengo palabras de agradecimiento a la vida por la posibilidad de haber hecho realidad un sueño. Hoy es un día especial para mí porque pondré punto final a mi carrera profesional.

Fueron días de reflexión y análisis para tomar la decisión de cerrar una etapa muy importante de mi vida. Ha sido un viaje de 23 años intensos, llenos de emociones, buenas personas, victorias, derrotas y momentos maravillosos. Aprendí mucho de todo lo que me tocó vivir, y será algo que siempre llevaré conmigo. Entregué mi vida al básquet, con emoción, paciencia y sentimiento desde el primer día, no me guarde nada. Me puedo retirar tranquilo por haber dado todo lo que tenía.

Agradecer a todos los clubes donde he jugado, empezando por Leandro N. Alem, mi querida entidad donde empecé a jugar este deporte que tanto amo y también a los clubes Andino de la Rioja, Estudiantes de Bahía Blanca, Gijón Baloncesto, Estudiantes de Madrid, Banca Cívica y Weber Bahía Basket, quienes me abrieron sus puertas para formarme como persona y profesional. Siempre serán parte de mi corazón. Gracias a todos por haber hecho esto posible, desde entrenadores, compañeros, diferentes staff y aficionados.

Un párrafo aparte merece el agradecimiento hacia toda mi familia y amigos. A mis viejos Juan Carlos y Cristina, a mis hermanos Juan Ignacio y Jorgelina, a mi mujer Giselle y mis hijos Joaquín, Nahiara y Tomás. Sin ustedes no habría podido ofrecer lo mejor de mí.

Mi agradecimiento a todos. Un fuerte abrazo. 

Hernán Pancho Jasen