CRÓNICA DESDE LA GRADA: QUE NOS QUITEN LO “BAILAO”

De fondo mientras se está escribiendo esta crónica se escucha el “Mala vida” de Mano Negra. Pero qué buen criterio tiene este DJ de la Copa, oigan. Hace unos años, cuando el MMT Estudiantes aun jugaba en Vistalegre, la Demencia se marcó un tifo inspirado en este tema de la anterior banda de Manu Chao: “Estu me estás dando mala vida”.

CRÓNICA DESDE LA GRADA: QUE NOS QUITEN LO “BAILAO”

Pero, las cosas como son y habiendo vivido lo que se vivió la temporada pasada… ¡que todas las malas ocasiones sean como ésta! O dicho de un modo más flamenco, hoy que había andaluces enfrente… ¡QUE NOS QUITEN LO “BAILAO”!

El día comenzó con la celebración de la Copa de Peñas en el Ramiro de Maeztu (en esto sí que ha sido campeón el DKV Joventut, y mira que del MMT Estu había hasta cuatro equipos entre Demencia, 16-J y Emilio Segura… y uno ¿del Real Madrid? ¿con camisetas del Estu dadas la vuelta?) También estuvieron ahí la Marea Amarilla del Granca y, como invitados, para que luego no se quejen, los Fuenlabrada Blues del Alta Gestión Fuenlabrada.

Ya en el Palacio de los Deportes no se empezó a notar que jugaba el MMT Estudiantes hasta que la afición baskonista empezó a ver solucionado su partido contra el Regal Barça y se arrancó con un “Estu-diantes!”. Después del Tau-Barça, la grada que antes estaba teñida de rojo Baskonia se fue tiñendo poco a poco de azul MMT Estu.

Hoy se notaba menos nerviosismo que ayer y más cansancio y voces cascadas. La noche de celebración fue larga. Anota primero MMT Estudiantes, y la grada que pide la hora para poder celebrar ya la victoria por 2-0.

Brewer fue el primero en meter de verdad (meter es lo suyo. Triples y bandejas sobre todo) a la grada en el partido, con varias jugadas espectaculares que provocaron loas a sus atributos. ¿Baloncestísticos? ¿Cuales si no?

Después, pique con la afición malagueña, con la que nunca ha habido demasiada afinidad y encima portaba una pancarta cargadísima de ingenio y originalidad, digna de los mismísimos Morancos, en la que se podía leer “Estudiantes a septiembre”. Pero como esto es baloncesto lógicamente las cosas no van a más. Lo contrario sería una vergüenza.

Goras a Euskadi con cada triple de Iturbe (bueno, siendo sinceros no es algo masivo precisamente, pero me hace tanta gracia…). Y el “hare krishna” demente (A.K.A. “chucu-chucu”) abría un último cuarto en el que estaba todo por decidir. “¡Ahora, ahora es la hora!”. Pero la hora acabó siendo de Unicaja. El triple de Berni daba el partido por terminado en la cancha. No quedaba otra que cantar aquello infalible de “Estudiantes campeón chimpún”. Porque dar la cara como se ha dado ante un equipo diseñado para ganarlo todo en España y Europa de la forma de la que lo ha hecho un MMT Estu que, no lo olvidemos, tiene como principal objetivo esta temporada no pasar problemas en la clasificación.

Y hoy más que nunca… “yo te quiero Estudiantes, aunque no ganes ni a las canicas!”