Detalles del Estu-Cajasol: vuelven Miso y Lorbek

El Cajasol tiene en su plantilla a dos escoltas que en su día lo fueron de Estudiantes y que precisamente con los colegiales tuvieron su primera oportunidad en liga ACB: Andrés Miso (2001 a 2006)  y Domen Lorbek (2007-08). Recordamos cómo fue su paso por el Ramiro ante el partido que enfrenta a ambos conjuntos este sábado a las 18:30h en el Telefónica Arena Madrid.

Detalles del Estu-Cajasol: vuelven Miso y Lorbek

ANDRÉS MISO, ÍDOLO DESDE SU LLEGADA
El juego exterior del Cajasol tiene cierto sabor estudiantil, ya que dos de sus tres escoltas han vestido la camiseta del Estu: Domen Lorbek lo hizo durante una temporada, y Andrés Miso dio el salto al profesionalismo aquí, donde jugó durante cinco campañas.

Miso llegó en 2001 con tan sólo 18 años al Estudiantes, en principio para jugar con el filial pero enseguida se ganó un puesto en el primer equipo. Ya en su primera temporada se ganó a la afición con una portentosa actuación en los playoffs de aquel año frente al Real Madrid. Especialmente es recordada su defensa ante Djordjevic.   Con el Estu fue finalista de la liga ACB en la temporada 2003-04, contra el Barça, aunque se perdió por lesión los tres últimos partidos, algo que se notó especialmente en el quinto.   Salió de Estudiantes en la temporada 2006-07, rumbo al Fuenlabrada, donde realizó una gran temporada que le valió su fichaje por su actual club, el Cajasol donde cumple su tercera temporada y es junto a Ellis el capitán.   DOMEN LORBEK, TITULAR DEL “QUE NO BAJAMOS” Por su parte, Domen Lorbek fue el escolta titular de Estudiantes la temporada 2007-08, procedente de su club de toda la vida, el legendario Olimpia de Ljubljana. Fue una temporada muy complicada donde el Estu rozó el descenso, y la actuación del esloveno fue de gran importancia para conseguir la permanencia. El año pasado jugó en la Benetton de Treviso, y este año ha llegado a última hora al Cajasol para ocupar la plaza dejada por Ager tras la no nacionalización de Asselin.   Su mejor partido en ACB fue precisamente contra el que ahora es su club. En la jornada 28, en pleno inicio de la remontada colegial con aquel grito de guerra “Que no bajamos” (y que no queremos repetir), anotó 18 puntos al Cajasol (103-91), siendo el segundo máximo anotador de su equipo tras Larry Lewis. Además, cogió 3 rebotes, dio 1 asistencia y recuperó 1 balón en 25 minutos de juego, lo que le supuso una valoración global de 22, con una serie de tiro casi inmaculada (3/4 en tiros de dos, 2/2 en triples y 6/6 en libres).