DICEN QUE “TODO ES POSIBLE EN GRANADA”…

Ya lo decía Manolo Escobar. Y ya lo demostró Estudiantes al conquistar en la ciudad nazarí la inolvidable Copa de 1992. Ahora toca demostrarlo otra vez. 16 años después, el “Estu” tiene una nueva final en Granada. Seguramente la más importante de sus 60 años de historia.

DICEN QUE “TODO ES POSIBLE EN GRANADA”…

¡Qué caprichoso se pone a veces el destino! La misma ciudad donde el Estudiantes tocó el cielo  de 1992, con aquel genial título de Copa del Rey conquistado por los Pinone, Herreros, Aísa, Azofra, Winslow, “Pedrolo” y compañía. El mismo pabellón donde la Demencia pasó de ser una simple peña deportiva a convertirse en un fenómeno social sin tener intención de ello. El Palacio de los Deportes de Granada será donde los colegiales se jueguen, ahora sin vuelta atrás alguna, continuar en el paraíso de la ACB, en su sitio histórico durante 51 años consecutivos, o catar por primera vez el fuego del infierno.

Es muy famosa la frase “todo es posible en Granada”, título de una famosa película protagonizada por Manolo Escobar pero que se emplea constantemente en la mágica ciudad andaluza. Esa magia que deberá sumarse a los ingredientes normales de un partido para los hombres de Velimir Perasovic junto a las imprescindibles tácticas, técnica y por supuesto, garra. No es un partido cualquiera y toca echar el resto.

Estudiantes vivió en Granada uno de los momentos más dulces de sus 60 años de historia, bien arropado por sus seguidores. Ahora que la ciudad de la Alhambra se está preparando para una de sus mayores fiestas, la de las cruces de mayo, MMT Estudiantes visita la ciudad cabizbajo, pero de nuevo estará arropado por centenares de sus seguidores que llevan desde el lunes a primera hora interesándose por cómo poder acudir al partido.

Estos seguidores estarán encabezados, igual que hace 16 años por la Demencia, esa hinchada que al grito de “España mañana será musulmana” ha tenido que sumar este año el de “que no bajamos”. Y la intención de estos autoproclamados herederos del Islam en Al-Andalus es que nadie les tenga que decir aquello que dijo la madre del rey Boabdil cuando los Reyes Católicos le expulsaron de Granada: “llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”. Más bien los tiros van por aquello de “estar ciego en Granada”. Era así ¿no?

Ahora, ahora es la hora. A hacer realidad el “que no bajamos”.