El Asefa Estudiantes choca con un Meridiano en estado de gracia (82-60)

Los alicantinos se mostraron intratables gracias a su espectacular acierto desde la línea de triple (13 de 26). De poco sirvió el dominio del juego interior de Asefa Estudiantes frente un rival que sumaba de tres en tres ante la frustración de los del Ramiro.

El Asefa Estudiantes choca con un Meridiano en estado de gracia (82-60)

El encuentro comenzó con un triple de Avdalovic que poco tardaría en contrarrestar el juego interior del Asefa Estudiantes para dar la vuelta al partido. Sin embargo los alicantinos estaban decididos a arriesgar en estos primeros minutos y a base de triples consiguieron marcharse al final del primer cuarto con una leve ventaja (19-14). Ambos conjuntos sufrieron mucho en defensa y los errores no cesaron hasta el descanso. Durante los dos primeros cuartos los de Casimiro hicieron un partido muy serio llegando al empate a treinta y uno en el descanso.

El conjunto estudiantil estaba desafortunado desde el exterior y por ello tuvo especial importancia el juego interior y el rebote ofensivo. Esta tónica marcaría el resto del choque aunque los pívots colegiales mantuvieron al equipo en el partido hasta el descanso.

En el segundo cuarto Oliver supo hacerse muy rápido con la dirección del partido y el Asefa Estu tardó muy poco en dar la vuelta al partido y en demostrar que pese a que los mediterráneos sumaban de tres en tres, los colegiales también. Clark fue el encargado de igualar a veintiuno a pase de Oliver con uno de los dos triples conseguidos por los madrileños en los primeros veinte minutos (3 de 19 al final del duelo). Con el Meridiano en zona los colegiales mantuvieron la misma fórmula pese a la falta de acierto desde el perímetro: buscar buenos tiros cercanos y aprovecharse de un gran rebote ofensivo, ya que no tenían su día desde la larga distancia. El encuentro se fue con 31-31 al descanso. Los locales sobrevivían gracias a su acierto exterior y a Avdalovic, mientras el Asefa Estudiantes buscaba la victoria con un juego interior muy sólido plasmado en 11 de 17 en tiros de dos. La presencia de Lofton en pista antes del descanso no consiguió alterar la tendencia negativa desde 6,25.

Tras el descanso Quintana apretó la defensa y al Asefa Estu le costó mucho entrar en el partido. Varias pérdidas consecutivas de los del Ramiro y poco acierto en ataque sirvieron para que los alicantinos cobrasen una ventaja de siete puntos en los primeros minutos. Casimiro pidió tiempo muerto para reordenar la defensa, aclarar las ideas en ataque, volver a entrar en el partido y recuperar el ritmo al encuentro. Sin embargo Txemi Urtasun supo aplicar una intensidad que beneficiaba a los suyos y el Meridiano entró en estado de gracia desde triple. De nada sirvió cualquier esfuerzo de los colegiales por frenar el acierto de los alicantinos en el tercer cuarto. Ni defendiendo en individual ni con la defensa en zona se pudo hacer frente a un ataque extraordinariamente acertado (9 de 18 en triples al finalizar el tercer periodo).

El último cuarto comenzó con el marcador 57-42 para el Meridiano Alicante. La ventaja de los alicantinos se mantenía del mismo modo que no se alteraba la falta de acierto estudiantil. En un día para olvidar del Asefa Estudiantes los locales supieron amortizar la diferencia y se aprovecharon de los fallos provocados por la desesperación de los de Casimiro ante un acierto extraordinario del Meridiano.