Eurocup: Resurreción interrumpida (77-72)

Asefa Estudiantes rozó tras el descanso la eliminación de Eurocup en Salónica (-13), pero una gran reacción encabezada por Clark (16 pts) y Granger (10), resucitó a los colegiales. Tuvieron opciones de ganar hasta el último minuto, pero los finales apretados en Grecia suelen caer del lado local. Ahora tocará jugársela el próximo martes: ganar a Roanne y que pierda PAOK.

Eurocup: Resurreción interrumpida (77-72)

Granger fue también quien abrió el marcador y Ellis rompió la lata de los triples; pero Marshall estaba on fire: 44-36. McGrath volvió a poner a Asefa Estu en el alambre de los 11 puntos; y Marshall con un tiro libre dejó eliminado por primera vez al conjunto colegial: 48-36.

RESURRECCIÓN COLEGIAL
Clark se puso los galones para volver a meter a Asefa Estudiantes no solo en el partido, sino en la Eurocup: con un triple puso el 54-47.

Guerrilleros, como manda el espíritu colegial, Asefa Estudiantes no se rendía. Empezó a cerrar mejor el rebote, y Pancho Jasen primero y Sergio Sánchez después pusieron el partido patas arriba: 56-52.

Daniel Clark seguía vestido de líder, y con un mate dejó el partido en un puño: 57-56, con una posesión para acabar el tercer cuarto. ¡Cómo había cambiado la situación. Tras el tiempo muerto de Markopoulos, Gabriel falló el triple que hubiera puesto a Asefa Estudiantes por delante para entrar al cuarto definitivo.

Marshall, que llevaba demasiado tiempo desaparecido, abrió ese último periodo con un triple como diciendo “aquí estoy yo”, pero Daniel Clark también estaba y respondió con un tiro en suspensión: 60-58.

PAOK NO SE RINDE
Un triple imposible de McGrath y una discutida falta en ataque de Gabriel tras la que Gecevski anotó el 66-58 pusieron el “Palataki” patas arriba. PAOK volvió a tomar el mando del partido, +8, la clasificación para el Top16 estaba a tiro de tres… y Casimiro, claro, paró el parcial con un tiempo muerto.

Sergio Sánchez desatascó el ataque colegial, y con un triple, por fin, de Germán Gabriel, Asefa Estudiantes resucitó otra vez: 66-63.

Gabriel, de nuevo, puso de nuevo el encuentro en un puño, 67-66, pero Gecesky respondió con la misma moneda inmediatamente, 70-66.  Gabriel cometió la quinta falta personal justo cuando tenía la muñeca caliente, faltando poco menos de cuatro minutos para el final.

Nik Caner-Medley, desaparecido hasta entonces, puso de nuevo a Asefa Estudiantes a cuatro; y aprovechando el correcalles y los nervios del PAOK, Oliver con una bandeja lo dejó a dos puntos faltando dos minutos: 72-70. Tiempo muerto.

Pero acto seguido Oliver dio la de arena (¿o la mala es la cal?), perdiendo la bola con posesión para empatar, y Marshall desde la línea de tiros libres dejó el 74-70.

EN GRECIA NO SE GANA EN FINALES APRETADOS
Otra rigurosísima falta en ataque de Asefa Estudiantes, esta vez de Nik Caner-Medley con 40 segundos en el marcador, pareció sentenciar para el PAOK, pero no.  Fallaron, y Asselin lanzó un triple a tabla, que escupió el aro.

Falta rápida a Papadopoulos, que anotó uno de los dos tiros libres. 75-70. Tiempo muerto. Sergio Sánchez sacó la falta, pero no estaban todavía en bonus. Saque de fondo, y Jasen saca la falta tirando: los dos tiros libres dentro. 75-72.

Falta rápida a Gecevsky, a falta de 10 segundos. Anota los dos y sentencia: 77-72. Sergio falló una bandeja, y en la última jugada los árbitros pitaron falta antideportiva a Granger para rematar la faena.


PAOK SALÓNICA 77 (23-17-17-20)
Marshall 18, McGrath 12, Dedas 3, Dozier 11, Gray 11, Papadopoulos 13, Giannakidis 0, Kalles 0, Gecevsky 9. No jugaron: Arapis, Apostolidis, Kalampakas.

ASEFA ESTUDIANTES 72 (19-10-27-16)
Oliver 2, Ellis 3, Driesen 3, Asselin 8, Welsch 2, Clark 16, Granger 10, Gabriel 13, Jasen 6, Sánchez 5, Caner-Medley 4. No jugó: Blanch

3000 espectadores en el PAOK Sports Arena de Salónica.