Germán Gabriel: Él siempre responde

Su mejor partido en tres años, 8 puntos seguidos en el momento más caliente, 1000 rebotes ya en ACB… Gabriel apareció cuando más se le necesitaba y ejerció de héroe en Pucela

Germán Gabriel: Él siempre responde

No será el Jugador de la Jornada 6 pero pocos dormirán este domingo con una sonrisa en su cara mayor que la de Germán Gabriel, el héroe en la primera victoria del Estudiantes en liga.

El jugador malagueño realizó su mejor encuentro estadístico en ACB en los últimos tres años, alcanzando los 26 de valoración, una cifra a la que no llegó en su etapa con Unicaja y a la que no llegaba desde el 11 de octubre de 2006, con el Akasvayu Girona.   Los 26 de valoración se cimentaron en 18 puntos, con 3/4 en tiros de dos puntos, 2/4 en triples y un pleno (6/6) en tiros libres. Además, capturó 6 rebotes (superando con ellos la mítica barrera de los 1000 rebotes en ACB), repartió tres asistencias, logró tres recuperaciones y forzó cuatro faltas personales.   Más allá de los fríos números, a destacar su rendimiento en el tercer cuarto, en una fase tensa del encuentro, con el Blancos de Rueda Valladolid intentando remontar. En esos instantes, el jugador enlazó dos robos, una asistencias y ocho puntos consecutivos (un par de triples y dos tiros libres) que convirtieron un intento de remontada local en el despegue definitivo visitante.   No han sido estos unos meses fáciles para Germán Gabriel, pendiente en primer lugar de si el Unicaja ejercía su derecho de tanteo sobre él. Luego, al no entrar en los planes del equipo, todo fueron especulaciones sobre su futuro y su posible destino, desvinculándose finalmente del Unicaja en septiembre y fichando, un par de semanas después, por el Estudiantes, con un contrato temporal por cuatro meses. Al club colegial, donde ya estuvo en las campañas 2001-02 y 2002-03 aterrizaba un Gabriel más maduro y competitivo, que tras un inicio difícil de liga –gripe A incluida- de él y de su equipo, ha desplegado todo su talento para liderar una victoria que los suyos necesitaban ya. En cada partido más confianza, mayor peso en la rotación interior, más minutos. Y él responde. Lo de siempre.

(Artículo publicado el 8-11-09 en ACB.com)