LA GENTE DE LA GRADA: LA DEMENCIA (1)

Iniciamos una nueva serie en clubestudiantes.com en la que hablaremos de una de las principales señas de identidad de MMT Estudiantes y sin la que no tiene sentido este club: su afición, la gente que es parte del MMT Estu desde la grada.

LA GENTE DE LA GRADA: LA DEMENCIA (1)

Y el repaso tiene que comenzar, obligatoriamente, por la Demencia.

La Demencia tiene el honor de ser el grupo de animación más conocido del baloncesto no ya madrileño ni español, sino nos atrevemos a afirmar que también europeo. Su nombre va indisolublemente unido al de MMT Estudiantes desde hace más de treinta años.

Pero curiosamente, no se les puede considerar grupo (es imposible hacer un listado “oficial” de dementes dada su falta de jerarquías y la “desorganización organizada” con la que funcionan), ni su intención al surgir en la segunda mitad de los años setenta era animar al Estudiantes.

El MMT Estu es un equipo surgido en un colegio, y esa es también una de las raíces de la Demencia, el Ramiro, que aún sigue siendo la principal cantera de dementes, aunque desde hace años y afortunadamente ya no es la única. La otra raíz también ha permanecido: el cachondeo.

Y es que la Demencia es hija de su tiempo, los convulsos pero fascinantes años del franquismo moribundo y la llamada “Transición a la Democracia”. Por aquel entonces funcionaban en el Instituto Ramiro de Maeztu varios “grupos políticos clandestinos”, a imagen y semejanza de los que actuaban en la gran política a nivel nacional que vivía una efervescencia de siglas e ideas sin parangón. El Partido Demencial y el Q.T.R. (Que Trabaje Rita) con sus fracciones LC (La Cantaora) y LB (La Bailaora) eran dos de ellos. En un momento dado se fusionaron bajo el nombre de Demencia, utilizando como símbolo una D dentro de un círculo, algo que recuerda a uno de los símbolos anarquistas.

No nacen para animar al Estudiantes, pero las gradas del Polideportivo Magariños a las que tienen acceso preferente como alumnos que son del Ramiro eran una plataforma inmejorable para lanzar sus manifiestos y surrealistas reivindicaciones. Es casi imposible precisar con exactitud la fecha exacta en que la Demencia nació, pero sí nos atrevemos a decir cuando se mudaron a una de las gradas del lateral del “Magata”: a mediados de la temporada 76-77, cuando al grito de “¡Demencia, Demencia, la madre de la ciencia!” se fueron convirtiendo en lo que en su día fue la claque en La Nevera.

De la claque y los primeros alumnos del Ramiro que se dedicaron a gritar en los partidos del “Estu” heredaron a uno de los grandes ídolos dementes: Garibaldi. No el revolucionario italiano del siglo XIX, sino el esqueleto del laboratorio de ciencias del Instituto. Pero también crearon nuevos héroes y heroínas, como la reina castellana Juana La Loca o “los compañeros presos en Leganés y Ciempozuelos” (localidades donde existen conocidos centros de salud mental).


Foto extraída del libro “Club Estudiantes. 60 años de baloncesto”

PRÓXIMO CAPÍTULO, MIÉRCOLES 29 DE OCTUBRE: “LA CONVERSIÓN AL ISLAM”