Obradoiro, el triunfo de la constancia

Este domingo, tenemos un Asefa Estudiantes-Xacobeo Blu:Sens. Un duelo prácticamente inédito: cuando se disputó el último (y único) Estudiantes-Obradoiro ni siquiera existía la liga ACB. Fue en 1982. Ahora, gracias a la paciencia y la constancia, el “Obra” es el equipo revelación de la temporada.

Obradoiro, el triunfo de la constancia

Año Santo en Santiago, y milagro en el Fontes do Sar: un club que el año pasado estaba en primera nacional (sexta categoría) empieza ahora 2010 jugándose entrar a la Copa del Rey contra un histórico como es Asefa Estudiantes. Pero, como todos los milagros, no lo es tanto y se ha forjado a base de “a Dios rogando y con el mazo dando”.

En este caso, nunca mejor dicho lo del mazo: el que llevan los jueces en las películas. Un larguísimo proceso judicial, de la friolera de 18 años, es el que ha devuelto al Obradoiro a la ACB. Todo para reparar una irregularidad cometida en 1991 por el entonces Juver Murcia en los playoffs de ascenso de Primera B a ACB contra los santiagueses: alinearon ilegalmente a un jugador extranjero (Esteban Pérez) cuando sólo se permitía uno.   Recursos y juicios, cada vez ante instancias más altas, empezando por la justicia deportiva y terminando en el Tribunal Supremo. Nadie daba un duro por ellos, aunque tuvieran la razón. El no ascenso hundió al club, económica y deportivamente. [LEER PROCESO COMPLETO EN LA WEB OFICIAL DEL CAB OBRADOIRO]   CALLANDO BOCAS Pero poco a poco, con la proverbial paciencia gallega, consiguieron superar todos los trámites y obstáculos, que no fueron pocos: ¡Santiago de Compostela tendría equipo ACB!  Anunciaron el entrenador, Curro Segura, y que contaban con el patrocinio institucional del Xacobeo 2010 y de la empresa de electrónica Blu:Sens.   Pese a ello, nadie seguía sin dar un duro por ellos. ¿Cómo iban a sacarse un equipo ACB competitivo de la nada? Los fichajes iban llegando con cuentagotas, y ninguno era de relumbrón, pocos nombres conocidos.   Descartes de los grandes como Kostas Vasileiadis o Alfonso Sánchez y cesiones como la de Nihat Djedovic; veteranos como Tuky Bulfoni o Marc Jackson; extranjeros semidesconocidos como Reyshawn Terry o jóvenes talentos por explotar como el ex colegial Rafael Hettsheimeir o Juan Alberto Aguilar.   Pero ahí están, callando bocas. Siendo por méritos propios el equipo revelación de esta primera mitad de liga ACB 2009-10. Llenando cada quince días el Multiusos Fontes do Sar, donde han conseguido 5 de sus 7 victorias, y donde se puso por primera vez el cascabel al gato madridista (fue primera derrota de la temporada para el Real Madrid); y también hincaron la rodilla por primera vez el Ayuda en Acción Fuenlabrada que llegaba como revelación; o esta última semana el DKV Joventut.   Esos descartes, esos veteranos y esas jóvenes incógnitas están saliendo más que bien.  Vasileiadis como líder indiscutible del equipo (16 puntos por noche); Terry anotando por dentro (13 puntos); Jackson demostrando que le queda muchísimo baloncesto por dar (14 puntos y 6 rebotes); y Hettsheimeir dejando claro que es un jugador ACB más que de sobra: MVP en la jornada 13, y una media de 10 puntos-7 rebotes.   Y es que no piensan perder en la cancha en un año lo que les ha costado 18 ganarse en los despachos.