Partido de entrenamiento a puerta cerrada contra Montakit Fuenlabrada para recuperar ritmo de competición

Movistar Estudiantes tuvo este miércoles por la mañana una sesión de trabajo diferente. Disputó un partido de entrenamiento, a puerta cerrada y sin marcador público, contra el Montakit Fuenlabrada. El objetivo del mismo, recuperar sensaciones y ritmo de competición tras el parón por Copa y de cara al encuentro del domingo contra FC Barcelona Lassa para el que están casi agotadas las entradas.

Partido de entrenamiento a puerta cerrada contra Montakit Fuenlabrada para recuperar ritmo de competición

Ya lo hizo en parones anteriores (jornada de descanso, Navidad…) y ahora Movistar Estudiantes repite.

El conjunto que dirige Salva Maldaonado disputó este miércoles por la mañana en el Polideportivo Antonio Magariños un partido de entrenamiento, a puerta cerrada y sin marcador público, contra el Montakit Fuenlabrada.

El objetivo de este partido es recuperar sensaciones y ritmo de competición tras el parón por Copa y de cara al encuentro del domingo contra FC Barcelona Lassa para el que están casi agotadas las entradas.