Series colegiales ACB: El Ramiro arrolló en Arroyomolinos ¡doblete!

Los ramireños se impusieron en ambas categorías y ya pelean por el título de conferencia tras vencer al Jesús María en categoría femenina y al colegio Fuentelarreyna en categoría masculina.

Series colegiales ACB: El Ramiro arrolló en Arroyomolinos ¡doblete!

El Ramiro consiguió este fin de semana en Arroyomolinos ganar la división Asefa Estudiantes, tanto en categoría femenina como masculina, logrando así clasificarse para la siguiente fase y pelear por el título de la conferencia centro.

Las primeras en lograrlo fueron las chicas, imponiéndose claramente a sus rivales, y dominando el partido de principio a fin. Salieron muy enchufadas desde el principio. Se presentaban con ausencias importantes como Elena de Alfredo, que todavía no juega después de su lesión en el primer partido, o la capitana Esther Molinero, que estaba convocada con el primer equipo de la liga femenina del Asefa Estudiantes. Nuestras jugadoras  lograron marcharse en el marcador desde el principio, comandadas por una gran Sandra Pérez, que fue la líder en anotación, con 25 puntos en el partido, y por Sarah Rodríguez, que también logró una gran marca con 22. Las chicas del Jesús María no podían hacer nada contra el acierto de las ramireñas en el tiro exterior, y el dominio que mostraba en la pintura, pero aun así pelearon comandadas por la número 14 Sara Lorenzo, que logró 22 puntos en total y por la número 4, Beatriz Padial, que anotó 15 puntos.  El marcador final fue 94-54, resultado que demuestra que nuestras chicas siguen siendo las principales candidatas a lograr otra vez el título nacional.

Ramiro de Maeztu (23+25+28+18)


Barahona (8), Goicoechea (4), Barba (11), Rodríguez (22), Santana (2), Mangas (2), Pérez (25), Yuste (7), Vega (9), Maestro (-), Aguirre (4)

Jesús María (11+14+17+12)


Padiel (15), García (-), Morón (2), Moyano (2), García (2), Canals (1), Bas (2), Lorenzo (22), Velasco (-), Colones (8), Sánchez (-), Rojas (-)


LOS CHICOS TAMBIEN SE IMPONEN


El equipo masculino también logró la clasificación, tras imponerse al colegio Fuentelarreyna por 94-60, pero pasaron algún apuro más que sus compañeras.

El  primer cuarto fue malo por parte del Ramiro, jugaban muy difícil, y parecía que todavía estaban en el vestuario, por lo que solo pudieron irse 3 puntos arriba (23-20). En el segundo cuarto el juego del equipo mejoró, sobre todo comandados por un gran Claudio Gómez, que lideró el juego del equipo y consiguió desatascarlo en ataque, con 27 puntos en total, jugando solo 14 minutos. Aun así el colegio Fuentelarreyna aguantó también el marcador este cuarto y se fue 12 puntos abajo al descanso.

El partido parecía que iba a darnos emoción, pero después de una seria charla en el vestuario entre entrenador y jugadores el equipo salió con otra actitud y logró endosar un parcial de 23-4 en el tercer cuarto para conseguir finiquitar el partido, que terminó con el  94-60 ya mencionado anteriormente. Se echó mucho de menos a los jugadores del Júnior “D”, que no pudieron acudir al partido debido a que jugaban con su equipo la competición federada.

Ramiro de Maeztu (23+25+23+23)


Iglesias (9),  Ruiz (2),  Pedone (15),  Del Portillo (2),  Pitters (4),  Saiz (4),  Gómez (27),  Espejo (6),  Rodríguez (9),  Bermúdez (2),  Martínez (13). 

Fuentelarreyna (20+20+16+4+20)


Utrilla (5), Carbajo (-), Jiménez (5), Ávila (5), Sandoval (-) Riesco (2), Peiteado (20), Pastrana (-), Ramos (8), Moreno (13), González (-), Ortiz (2).


 

AUSENCIAS Y REGALOS PARA TODOS


Una curiosidad que nos dejó el partido, fue que al recibir la placa de campeones de división, no estaban los capitanes de los equipos, por lo que las recogieron la jugadora Sarah Rodríguez para el equipo femenino y José Espejo para el masculino, ambos veteranos ya de esta competición,  que actuaron como capitanes en sus respectivos partidos.

Por otro lado hubo un buen regalo para todos los asistentes, cada uno se llevo una entrada para el próximo partido del Asefa Estudiantes en casa, además se sortearon dos camisetas firmadas por Pancho Jasen, en un concurso de triples y tiros libres.