Sin acierto en Valladolid (79-66)

Asefa Estudiantes no pudo abrir a domicilio su marcador de victorias. Tras dos temporadas consecutivas ganando en Valladolid, el Blancos de Rueda se desquitó y puso contra las cuerdas al cuadro colegial. La reacción de los del Ramiro en el segundo cuarto no evitó la derrota; Daniel Clark y Pancho Jasen fueron los máximos estiletes del equipo.

Sin acierto en Valladolid (79-66)

El partido tuvo sus mas y sus menos para el cuadro colegial, aunque estos últimos fueron protagonistas en los primeros compases. Ambos conjuntos saltaron algo aletargados al parquet, pero los locales necesitaron pocos minutos para entrar en el partido: Jiri Welsch mantenía vivo al equipo, pero el empuje de Jason Robinson en ataque frente al checo permitía a los pupilos de Porfi Fisac abrir la primera gran brecha.

Una tímida reacción colegial no evitó que los de Luis Casimiro encajaran un parcial y cerraran el primer cuarto cayendo por seis puntos (17-11). El Asefa Estudiantes no carburaba, mientras que los vallisoletanos ponían la directa: la defensa no podía frenar a Robinson y Eulis Baez, que ponían la máxima ventaja en el luminoso tras firmar un parcial de 18-2 (27-13, min 13).

A partir de ese momento, los cambios en el planteamiento táctico del conjunto ramireño surtieron efecto: el regreso de Welsch a pista y la pareja interior GabrielClark cambio las tornas y con una buena defensa sobre las líneas de pase se daba paso a la reacción.

UN SEGUNDO CUARTO PARA ENMARCAR

El empuje de la afición desplazada a Valladolid surtía efecto, y el equipo despertaba enseñando su mejor cara con un juego alegre sobre el parquet. De caer por catorce puntos se pasó a igualar el encuentro, guiados por buenas acciones de los pívots y de Pancho Jasen. Su relevo en el campo, Sergio Sánchez, puso la guinda a un gran segundo cuarto con un triple que rompía la igualdad en el marcador de cara al descanso (35-38).

El paso por vestuario no parecía afectar al Asefa Estu, que volvía a golpear de la mano de Jayson Granger y Daniel Clark (el inglés cerró el partido con 15 puntos y 5 rebotes). El empuje por parte de los canteranos estudiantiles mantenía al conjunto vivo, pero el Blancos de Rueda tiraba del norteamericano Robinson, máximo anotador del partido con 21 puntos.

FALTÓ EL ÚLTIMO EMPUJÓN

Junto al alero, el buen hacer de Stephane Dumas hacia que las tornas volvieran a cambiar. Nuevo parcial de 12-1 con el explosivo alero como protagonista y el tercer cuarto que echaba el cierre con los de Casimiro por detrás (63-56). La plantilla se conjuraba de cara a la recta final y Jasen tomaba las riendas en el inicio del último cuarto para rebajar la diferencia hasta los siete puntos.

El capitán mantenía vivo al Asefa Estudiantes, pero no encontraba un socio para mantener la dinámica. Sin un apoyo claro, el equipo colegial se desinflaba frente a un Blancos de Rueda que se gustaba y daba espectáculo de la mano de Diego García y Marcus Slaughter, conectando para un alley-oop que ponía la puntilla a los estudiantiles. Se rompe la racha de los de Casimiro, que llevaban dos temporadas sin caer en el Pisuerga como visitantes. 


79 – Blancos de Rueda (17+18+28+16): Dumas (13), Van Lacke (3), Robinson (21), Baez (16) y Slaughter (12) -cinco inicial- García (8), López (-), Martín (3), Barnes (3) y Stanic (-).

66 – Asefa Estudiantes (11+27+18+10): Oliver (4), Ellis (-), Asselin (-), Welsch (9) y Clark (15) -cinco inicial- Granger (11), Gabriel (8), Jasen (11) y Sánchez (8).

Árbitros: Hierrezuelo, Araña y Sánchez Mohedas.