SLANINA Y LA ZONA SEVILLANA ACABAN CON EL ESTU

Una zona 2-3 del Caja San Fernando durante más de la mitad del partido y los 32 puntos de Donatas Slanina ha llevado a Adecco Estudiantes a cosechar una nueva derrota en Sevilla por 86-80 y dice adiós a la clasificación por méritos propios para la Copa del Rey.

SLANINA Y LA ZONA SEVILLANA ACABAN CON EL ESTU

Partido de las urgencias el que se ha disputado en el Municipal San Pablo de Sevilla para dos equipos necesitados de victorias y en el que finalmente, el Caja San Fernando ha sabido aprovechar los errores y deficiencias del conjunto estudiantil. Un choque con cuatro cuartos muy diferentes, con alternativas para los dos equipos, que ha llegado al último minuto con opciones para ambos, pero que desgraciadamente para los del Ramiro, ha finalizado con victoria local.

El choque comenzó muy igualado, con pérdidas de balón de los dos equipos como principales protagonistas, dejando patente la tensión y lo que había en juego entre Caja San Fernando y Adecco Estudiantes. La defensa de Carlos Jiménez sobre Lou Roe, era una de la imágenes de los quintetos inciales, ya que Estudiantes no quería que el recuperado ala-pívot cajista, fuese verdugo desde el inicio del encuentro. Los hombres de Juan Antonio Orenga, salieron mentalizados de que la victoria pasaba por mejorar una defensa que está siendo un auténtico lastre para los madrileños esta temporada y que les ha llevado a ser el equipo que más puntos encaja por encuentro. Pese a eso, y que en los primeros minutos la igualdad estaba servida (6-7 min. 3 y 13 min. 6), apareció Donatas Slanina. El jugador lituano, con 15 puntos casi consecutivos, llevó al conjunto cajista a infligir un parcial sobre los colegiales de 10-0, situando el marcador en 23-13 (min. 8). Esta historia ya la había vivido Adecco Estudiantes, ya que se está acostumbrando a malos primeros cuartos, donde los rivales sacan ventajas difíciles de recuperar. Además, la tercera falta de Iker Iturbe mandaba al vitoriano al banquillo, justo antes de finalizar el primer periodo, con un 29-17 que ponía el encuentro muy cuesta arriba.

El segundo acto, comenzó con muchas novedades. Juan Antonio Orenga miró al banquillo en busca de un revulsivo y encontró en Javier Mendiburu su mejor aliado. El escolta badalonés, imprimió velocidad y carácter a su equipo que junto con los recién salidos Andrés Miso (consiguió que Slanina, que por aquel entonces estaba rompiendo fácilmente la defensa estudiantil, no anotara un solo punto antes del descanso), y Antonio Bueno y Rafa Vidaurreta (dueños de los tableros) el Estu diera la vuelta al marcador. Defensa, rebote y velocidad fueron las armas colegiales, algo que no se había visto en Adecco Estudiantes esta temporada salvo en el partido ante el Unicaja. Resultado: un parcial de 0-15 con el Caja San Fernando en zona 2-3 y el electrónico marca al final de los primeros veinte minutos 41-44 para los madrileños.

Sin bases y en zona
De los mejores minutos de Adecco Estudiantes en el choque, se aprovechó Will McDonald en el inicio del tercer cuarto, que bien asistido por Javier Mendiburu (con dos triples incluidos del colegial) llevaron al conjunto estudiantil a disfrutar de la máxima ventaja en el marcador, 47-56. Los sevillanos seguían precipitándose en ataque y la defensa estudiantil provocaba malas selecciones de tiro para los locales y el dominio en el rebote para Adecco Estudiantes. Pero en el ecuador del tercer periodo, Manel Comas sentó a Carles Marco, sorprendiendo a propios y extraños, al situar a Carlos Cazorla de base en vez de Carlos Cherry, a priori, segundo base de la plantilla sevillana. Mejor no le pudo salir al entrenador catalán, ya que su equipo reaccionó y endosó un parcial de 16-3 a Adecco Estudiantes, dándole la vuelta al encuentro y hundiendo a los colegiales. Al final del tercer cuarto, un Caja San Fernando sin bases y en zona pero con Slanina y un `tocado´ Roe, manda en el marcador 63-59.

El último periodo comenzó igual que terminó, con los locales en zona y Slanina en estado de gracia metiendo todo lo que tiraba. El lituano, encontró en Longin su mejor escudero (entre ambos 53 puntos) dando al Caja San Fernando cortas diferencias en el electrónico que los colegiales no eran capaces de superar. A falta de cuatro minutos para la conclusión del choque, Carles Marco volvió a la pista (con 74-69), y Adecco Estudiantes se situó de nuevo en zona. Aunque el Caja San Fernando encontró en las esquinas de la defensa estudiantil buenas posiciones de tiro, Carlos Jiménez y Will McDonald no dieron por perdido el encuentro y anotaron consecutivamente para llegar al último minuto con opciones de victoria (79-78 y 82-80 a falta de treinta y seis segundos). Pero todo resultó un espejismo, y el Caja San Fernando se anotó una trabajada victoria (86-80) a costa de un Adecco Estudiantes que no supo atacar la defensa en zona de su rival al igual que en partidos anteriores.

FICHA TÉCNICA:

Caja San Fernando (29+12+22+23) 86: Marco (5), Slanina (32), Cazorla (4), Roe (14), Bramlett (2) -cinco inicial-, Giannoulis (8), Longin (21), Phillip (-), Cherry (-) y Pérez (-).

Adecco Estudiantes (17+27+15+21) 80: Sergio Rodríguez (4), Jasen (10), Jiménez (10), Iturbe (5), McDonald (20) -cinco inicial-, Bueno (12), Miso (7), Mendiburu (10) y Vidaurreta (2).

Arbitros: Pérez Pérez, Fernández y García Leal. Eliminaron por personales al local Bramlett (m.39).
Incidencias: Partido disputado en el Palacio de los Deportes de San Pablo, en Sevilla, ante unos 4.500 espectadores.