Tres formas de tener pasado colegial: Miso, Riera y Hettsheimeir

Tres jugadores con pasado colegial, aunque de muy diferentes tipos, militan en el CAI Zaragoza, rival de Asefa Estudiantes este sábado (18:00h, Teledeporte). El escolta Andrés Miso, que debutó en ACB con 18 años en el conjunto colegial; el base Joan Riera y el pívot Rafael Hettsheimeir.

Tres formas de tener pasado colegial: Miso, Riera y Hettsheimeir

Hay muchas formas de pasar por Asefa Estudiantes como jugador, y tres de ellas las tendremos presentes este sábado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza. Y es que tres de los jugadores del CAI tienen pasado estudiantil. 

MISO: CINCO AÑOS EN SERRANO 127 La semana pasada, el día 17, se cumplieron 9 años del debut de Andrés Miso en liga ACB. Fue en las filas del entonces Adecco Estudiantes en un partido ganado con facilidad al Gijón. Desde aquella temporada 2001-02 (en la que fichó con 18 años para el EBA colegial pero pronto se hizo hueco en el primer equipo) hasta ahora, el escolta mostoleño ha jugado en Fuenlabrada, Cajasol y este año, CAI Zaragoza.   Cinco temporadas en el conjunto del Ramiro, en las que fue protagonista –aunque casi siempre con otros jugadores de gran importancia por delante en su posición como Marlon Garnett o Nikola Loncar- de momentos como la superación de “la maldición” del quinto partido de playoffs contra el Real Madrid en 2001-02 con una excelente defensa sobre Djordjevic; o del subcampeonato de ACB de 2003-04, donde una lesión en el segundo encuentro de la final, cuando mejor juego estaba desarrollando saliendo del banquillo, le hizo tener que vivir desde el banquillo los dos inolvidables partidos de Vistalegre.   En declaraciones al Heraldo de Aragón, Andrés Miso cuenta que Asefa Estudiantes es “el equipo que me dio la oportunidad de debutar a nivel profesional y el club en el que más tiempo he estado. Tengo muchos amigos, muchos recuerdos y es un club especial. Tan especial que el año pasado empezó 0-5 y entró en la Copa y este año lleva camino de ello. Habrá que cortarles las alas”.   Su última campaña como colegial fue la 2005-06, tras la que saldría en busca de mayor continuidad no muy lejos: a Fuenlabrada. Allí fue una de las revelaciones de la temporada, lo que le valió un importante contrato en el Cajasol, donde ha permanecido tres años y llegó a ser el capitán. Ahora, en Zaragoza, está llamado a ser uno de los pilares del segundo proyecto de los aragoneses en ACB.   RIERA: PRIMERA OPORTUNIDAD ACB A LOS 29 También tiene pasado colegial el base mallorquín Joan Riera. Asefa Estudiantes le fichó, ya con 29 años, procedente del Mallorca de la LEB Oro en la temporada 2008-09 ante la lesión de Corey Brewer, aunque finalmente el estadounidense se recuperó antes de lo previsto y Riera dispuso de pocos minutos. Recuerda, también en El Heraldo, que “fue mi primera experiencia en ACB, es un club en el que me trataron fenomenal, pero el partido para el CAI es muy importante y hay que ganarlo sí o sí”.

  Riera tampoco está disponiendo de demasiados minutos en esta segunda experiencia ACB, pero la lesión de Carlos Cabezas le hará disponer de más tiempo en pista para demostrar a sus ex compañeros que puede ser tan buen rival como compañero.   HETTSHEIMEIR: UNA CURIOSA HISTORIA DE CESIONES

Hettsheimeir, en el Circuito Sub20 de 2007

Y el joven pívot brasileño Rafael Hettsheimeir también tiene su relación con Asefa Estudiantes, aunque no llegó a debutar en ACB en las filas colegiales. Su currículo desde que llegó a España es bastante peculiar, lleno de cesiones pero también de excelentes actuaciones.   Primero el Asefa Estu se hizo con sus derechos siendo aun muy joven, pero al tener ya a varios pívots jóvenes en plena progresión en aquellos momentos fue cedido al Akasvayu Vic de LEB Plata primero y al Plus Pujol Lleida de LEB Oro después. Únicamente jugó con la camiseta colegial en el extinto Circuito Sub 20 de 2007, proclamándose campeón de esta competición de categorías inferiores.   La temporada pasada el CAI Zaragoza se haría con sus servicios, ya que Asefa Estudiantes había apostado por otros jugadores en su posición, y el conjunto maño en una extraña operación le cedió al Obradoiro. Extraña porque el CAI entonces militaba en LEB y el equipo gallego en ACB… y se salió. Llegó incluso a ser MVP de la jornada 13.

Visto ese rendimiento, el CAI le recuperaró para la recta final de la LEB, en la que consiguió el ascenso. Ahora, le ha llegado el momento de asentarse en la máxima categoría y, sobre todo, en un club.