Un mal tercer cuarto pesó demasiado al Estudiantes en Donosti (86-74)

Cinco minutos sin anotar tras el descanso acabaron con las opciones de victoria del Estudiantes tras una gran primera parte. Los colegiales reaccionaron demasiado tarde en el último periodo gracias a la explosividad de Clark y las ganas de Jasen.

Un mal tercer cuarto pesó demasiado al Estudiantes en Donosti (86-74)

El mal comienzo de la segunda parte unido al gran acierto de los tiradores del Lagun Aro fue una losa demasiado grande para los de Casimiro en un partido al que no perdieron la cara pese a la desventaja. Un último esfuerzo en los minutos finales pudo dar la victoria al Estudiantes, sin embargo los de Laso no concedieron ninguna facilidad y se llevaron el partido. 

El partido comenzó con los dos equipos muy concentrados. Ni Lagun Aro ni Estudiantes cometían ningún fallo de cara a canasta y la intensidad era muy alta. El intercambio de canastas era constante y sólo la figura de Ignerski desde triple era capaz de marcar alguna diferencia leve. Por el cuadro colegial Popovic conseguía dominar la zona y gracias a un parcial 0-7 el Estu contrarrestaba el acierto exterior de los vascos. Los errores comenzaron a aparecer y el partido entró en una fase más física. Popovic siguió imponiendo su fuerza y estuvo infalible con cinco aciertos de cinco intentos hasta la entrada de Yannick Driesen 

El Estudiantes comenzó el segundo cuarto con poco acierto lo que propició los contragolpes de los guipuzcoanos y les dio una leve ventaja de cuatro puntos. Casimiro pidió tiempo muerto para intentar organizar las ideas y la defensa mientras movía el banquillo. Un triple de Clark acababa con la sangría estudiantil. El inglés salió muy acertado y anotó cinco puntos consecutivos. Combinando la veteranía de Jasen y Popovic, con la juventud de Beirán, Granger y Clark, el Estudiantes consiguió reducir la diferencia a un punto e imponer su ritmo.  El encuentro se fue al descanso con el marcador 38-37 y todo por decidir en la segunda parte.   

Al Estudiantes le costó mucho entrar en el partido tras el descanso. Los errores en ataque y una mala defensa provocaron que los de Laso consiguieran un parcial de 11-0. Casi cinco minutos tardó el Estudiantes en anotar en el tercer cuarto su primera canasta. Jasen fue el encargado de conseguir los primeros puntos en el cuarto. El capitán puso todo de su parte para acortar distancias y meterse de nuevo en el partido. Sin embargo la intención no fue suficiente y los jugadores del Lagun Aro mantuvieron su gran acierto de cara al aro colegial hasta marcharse con 16 puntos de ventaja al finalizar el tercer cuarto. 

El último periodo comenzó con los de Casimiro intentando imponer su ritmo. Suárez entró en el partido con un triple y los del Ramiro buscaban recuperar terreno. Un gran Barbour resultó imparable dentro de la zona y el mal tercer cuarto fue demasiado lastre para los colegiales. A cuatro minutos del final la diferencia era de catorce puntos, sin embargo el Estu no bajó los brazos e intentó reaccionar gracias a Jasen, Suárez y a Clark (el canterano realizó un buen partido y acabó con 14 puntos). La diferencia se redujo a seis puntos con dos minutos por disputarse. La precipitación pudo a los colegiales que se desesperaron ante el descenso de ritmo impuesto por los de Laso y ya fue demasiado tarde para lograr la victoria.


86 – Lagun Aro GBC (22+16+29+19): Sergio Sánchez (11), Panko (9), Detrick (7), Doblas (10), Ignerski (19) -cinco titular- Hopkins (6), Uriz (2), Miralles (4), Barbour (18).

74 – Estudiantes (23+14+14+23): Oliver (5), Jasen (19), Suárez (9), Popovic (12), Caner- Medley (10) -cinco titular- Beirán (2), Driesen (3), Clark (14), Granger.