Berrocal: “el segundo cuarto nos ha lastrado”

Tras el partido ante el Barça Lassa, Josep María Berrocal reconoció que “el segundo cuarto nos ha lastrado muchísimo, y pese a la mejora esos 20 puntos no han sido salvables”. Explicó que “ahora mismo no somos el equipo nos gustaría” y que “perder siempre preocupa”. Pero confía en su equipo ya que “me preocuparía más si no trabajáramos, ni lucháramos y nos rindiéramos; y eso no sucede”.

Berrocal: “el segundo cuarto nos ha lastrado”

Valoración general

Ante todo felicitar al Barcelona por un partido muy serio y bueno. El segundo cuarto nos ha lastrado muchísimo, recibiendo muchos puntos debajo de la canasta, en la pintura. Esos 20 puntos de diferencia ya no han sido salvables. Lo bueno ha sido la reacción del equipo en la segunda parte, no rendirse pese a la situación adversa. Hemos hecho cosas mejores pero evidentemente todo pasa por mejorar en la defensa.

Preguntas

¿Cosas a mejorar?

Cada uno debemos mirarnos a nosotros mismos, los errores que cometemos continuamente para no hacerlos en los siguientes partidos. Hay que competir en equipo, y ahora mismo no somos el equipo que nos gustaría, tanto en ataque como en defensa. Hay que sumar individuales para conseguir ser equipo, algo que no somos ahora mismo, ni mucho menos.

¿Te ves capacitado para sacar la situación adelante?

No creo que no esté capacitado. Hay cosas en las que creo que hemos mejorado, sinceramente,  por ejemplo el rebote defensivo lo hicimos muy mal en Zaragoza y hoy  lo hemos hecho bien. No siento eso, pienso que todos nosotros podemos tirar de esto para adelante y para eso trabajamos. El equipo está trabajando bien, si no fuera así lo diría. El buen trabajo no se está viendo reflejado en la pista, pero estoy convencido de que se va a llegar, el equipo quiere y lo intenta. No es por trabajo ni intención. Hay que pensar cómo individualmente sumar a más jugadores.

¿Preocupa esta situación?

Claro, perder siempre preocupa. Pero este equipo a pesar de las adversidades siempre trabaja y quiere mejorar. Tiene margen de mejora y no se rinde. Debemos mirarnos, unos a otros, para saber qué nos falta, para aportar y ser equipos. No es ser resultadista, es evidente que cuando pierdes debes preocuparte.